FANDOM


The Death Trilogy Overture es el sexto volumen del manga de Bleach. Fue publicado el 20 de Diciembre del 2002.

Información

Urahara le explica a Orihime y a Chad que su contacto con Ichigo les permitió convocar a sus propios poderes. Ichigo se reúne con Uryū y aprenden sobre el pasado del otro. Un gigantesco hollow, llamado Grande Menos, aparece ante ellos, y Ichigo utiliza todo su poder para derrotarlo. El esfuerzo que hace le causa que pierda la conciencia, e Ishida le salva mediante el uso de sus poderes para liberar el exceso de energía de Ichigo. Al día siguiente, Ichigo intenta formar una amistad con Uryū, y Rukia decide irse para volver a la Sociedad de Almas. A medida que se va, ella es atacada por Renji Abarai y Byakuya Kuchiki su capitán, quien también es el hermano mayor de Rukia. Tratan arrestarla por haberle dado poderes a Ichigo, Uryū, llega para detenerlos.

Bleach All Stars

石田 雨竜
Uryū Ishida
Kisuke Urahara Anime-1-
茶渡 泰虎
Yasutora Sado
Ishida
Kisuke Urahara
浦原 喜助
175263-65789-yasutora-sado super-1-

朽木 ルキア
Rukia Kuchiki
IchigoKurosaki
井上 織姫
Orihime Inoue
432px-Ruki Ruki-1-
黒崎 一護
Ichigo Kurosaki

Capítulos

044. Awaken [to the Threat]

Portada capitulo 044

Portada

Karin Kurosaki guía a toda prisa a su padre al solar donde había estado jugando al fútbol con sus amigos hasta que llegó Chad y se enfrentó a un Hollow, derrotándolo pero resultando herido. Instigando a Isshin a base de golpes, los dos llegan por fin y ven, con la consiguiente sorpresa de Karin, que el herido se ha marchado y no dejado ni rastro. Karin no es capaz de creerse que Chad haya podido irse en el estado en que se encontraba, y le asegura a Isshin que había una persona que necesitaba servicios médicos en ese lugar. Sin embargo, Isshin malinterpreta todo aquello y cree que todo era un ardid de su hija pequeña para estar un rato a solas con él, debido a lo ocupado que se encuentra siempre. Tan poco paciente como siempre, Karin le responde a su padre con un puñetazo en la nariz y, furiosa por la situación que le ha hecho pasar Chad, paga su frustración con Isshin, ignorando sus comentarios y haciéndole cada vez más daño, inmovilizándole contra el suelo. Ahora bien, ¿qué ha sido de Chad? En esos mismos instantes el joven ha recibido un doloroso cabezazo de Orihime Inoue, que se ha despertado bruscamente después de una extraña pesadilla (en la que al parecer estaban implicados Ichigo, un oso rosa llamado P-tan y la final de un campeonato de fútbol), de la que se avergüenza tanto que prefiere no hacer ningún comentario. Orihime tarda un poco en darse cuenta de que no se encuentra en el instituto, pero su paradero es inmediatamente revelado al aparecer, sonriente, Kisuke Urahara. Él ha llevado a Chad y a Orihime a su tienda después de sus respectivos combates con los Hollows y les ha asistido en aquel momento de debilidad, cuando ambos estaban tan agotados que ni siquiera podían moverse. Pese a su fama de poco hablador, Chad se dirige a Urahara pidiéndole que le explique con más detalle, ahora que Orihime ya se ha despertado, la razón de los poderes que habían desarrollado unos momentos atrás y la relación que parece existir entre estos sucesos e Ichigo Kurosaki. Al oír el nombre de Ichigo, Orihime también desarrolla un gran interés y, con el gesto serio, pregunta qué es lo que puede pasar con él.

Ichigo está en esos momentos destruyendo a otro Hollow con el filo de su Zanpaku-tō sin dejar de correr. Preocupado como estaba por el bienestar de Karin, la única persona de Karakura Town que él sepa en aquel entonces que tenía poderes espirituales, Rukia de que tienen visita: detrás de ellos aparece Uryū Ishida. Por las recriminaciones de Kon, Rukia comprende que el causante de toda esa situación es el Quincy, mas éste simplemente saluda a la Shinigami, ya que es la primera vez que tiene le oportunidad de hablar con ella en privado, y después le dice a Kon que, por más que él haya sido el responsable de la situación, también será el que impida que muera nadie en toda la ciudad. Ishida se reafirma en su idea de proteger a todos los habitantes de Karakura de los Hollows y dejar que Ichigo, un Shinigami, quede en evidencia delante de él, pues ése es todo el sentido de aquella lucha. Entonces, el Hollow que había atacado a Rukia se prepara para volver a atacar al grupo, pero Ishida reacciona a tiempo y prepara una nueva flecha. No obstante, algo ocurre que sorprende enormemente al Quincy, ya que la máscara del Hollow se parte en dos y él aún no ha tenido la oportunidad de lanzarle sus flechas espirituales. Unas páginas más atrás se ve que ha sido Ichigo quien ha acabado con el Hollow, y muestra una amplia y retadora sonrisa, al haber dado por fin con Ishida. De vuelta a la Tienda de Urahara, Chad y Orihime no son capaces de creer todo lo que les ha contado el dueño del establecimiento, que básicamente se resume en la existencia de los Hollows, los Shinigamis y las funciones que éstos desempeñan. Urahara les dice a los dos jóvenes que los seres con agujeros en el pecho que les han atacado eran Hollows y que, si desean olvidar todo lo que les ha dicho, antes deberían olvidarse del dolor y los sufrimientos por los que ya han pasado. Igualmente, Urahara afirma que el poder de Ichigo es excepcional para tratarse de un Shinigami, pero que el mal control que ejerce de él hace que la mayor parte de su energía se disperse y acabe afectando a otras personas como, de hecho, les ha ocurrido a ellos dos. Urahara conmina a Chad y a Orihime a que hagan un esfuerzo en recordar en qué momento han podido estar en contacto con Ichigo cuando éste ha ejercido de Shinigami sustituto. Finalmente, Kisuke Urahara dice a Chad y a Orihime que los poderes que han mostrado anteriormente eran suyos por naturaleza, pero que habían emergido de lo más profundo de sus almas a consecuencia de su contacto con Ichigo Kurosaki.

Personajes, en orden de aparición:


045. Point of Purpose

Portada capitulo 045

Portada

Orihime repite las palabras con las que Urahara concluyó el capítulo anterior, pidiendo una confirmación que no tarde en dársela el tendero. Los poderes espirituales que ella y Chad han desarrollado son suyos propios, y se encontraban en estado latente hasta que entraron en contacto con la desbocada energía espiritual de Ichigo Kurosaki cuando éste realizaba sus tareas de Shinigami sustituto. Orihime no está muy segura de haberlo entendido bien, algo que comprende Urahara. Sin embargo, éste continúa diciéndoles a los dos que las transformaciones que han experimentado les han dado la llave de una parte que acaba de aparecer ante ellos, y en su mano está decidir si abrir la puerta o mantenerla cerrada, o incluso si acceden a pasar a la habitación siguiente o permanecen donde están. Los dos jóvenes comprenden la metáfora de Urahara, mas sus pensamientos son interrumpidos por la llegada de Tessai Tsukabishi, quien le comunica al tendero que la distorsión en el cielo ha comenzado a converger. Urahara parece conocer qué significan esas crípticas palabras por lo que, al saber que los preparativos ya se encuentran listos, se dispone a marcharse, no sin antes ofrecerles a Chad y Orihime que les acompañen, si ése es su deseo. Los dos le miran intensamente, mientras que Urahara sale de su tienda y afirma que desea que ambos vean con sus propios ojos el mundo en el que, para bien o para mal, están a punto de entrar, así como los enemigos a los que han de enfrentarse. A la salida de la Tienda de Urahara, esperan con paciencia Tessai, Jinta y Ururu, cargando con lo que parecen ser sus armas de combate.

A los pies del Hollow al que acaba de eliminar, Ichigo contempla con satisfacción a Ishida, quien pese a su visible cansancio se mantiene firme y serio. El Shinigami sustituto le dice al Quincy que tiene muchas ganas de darle su merecido, pero antes está obligado a saldar cuentas con "ese tipo". Ishida debe creer que se refiere a él mismo, ya que Ichigo se mueve a gran velocidad y, sin mediar palabra, coge de la camisa a alguien, que resulta no ser otro más que Kon, que aún se encuentra en el cuerpo de Ichigo. A gritos, Ichigo le recrimina a Kon que haya tardado tanto y no haya cumplido la tarea que le encomendó, por lo que ha tenido que correr por todo Karakura sin poder parar ni un solo instante. Kon se defiende como puede, diciéndole que el correr alivia el estrés, algo de lo que debe sufrir a la fuerza Ichigo, por tener siempre las cejas tan juntas. Mientras Ishida contempla algo avergonzado la escena, Ichigo le recuerda a Kon que siempre decía que, si era cierto que estaba dedicado en cuerpo y alma a Rukia, debería haberla encontrado rápidamente. Kon le responde igual de furioso que eso es precisamente lo que ha hecho, ya que ha podido olerla a distancia. Esas palabras hacen que Rukia se una a la discusión bastante indignada, diciendo que ella no huele mal, mientras que Ishida acaba enfadándose y trata de hacerse de notar pidiéndoles que le hagan caso, ya que él es el enemigo. Pese a ello, los tres siguen enfrascados en su disputa, llegando en poco tiempo a las manos: Rukia le da un puñetazo a Kon que molesta al dueño legítimo del cuerpo, pero que a su vez se gana la ira de Kon por haberle regañado a Rukia, y acaba recibiendo también por parte del Shinigami sustituto. Ishida acaba perdiendo la paciencia y le lanza una flecha a Ichigo, siendo patente que cada vez le cuesta más hacerlo y que sus dedos no dejan de sangrar. De un simple mandoble de su Zanpaku-tō, Ichigo rompe la flecha espiritual de Ishida y también él mantiene que hay una lucha pendiente entre los dos, así que no importa el número de Hollows que hayan podido matar, sino tan sólo que hay un combate por resolver. Ishida no llega a responder pese a la insistencia de Ichigo, hasta que Kon le llama la atención y le pide que mire al cielo, donde las oscuras perturbaciones han comenzado a concentrarse en un solo punto. Ishida advierte a los demás de que eso no es lo único anormal que está pasando: decenas y decenas de Hollows, todos los que han aparecido en la ciudad, se están dirigiendo a ese punto. Ishida comienza a dejar más patente al exterior su preocupación y se prepara para disparar a todos aquellos Hollows. Ichigo también es consciente de que lo que está pasando no es normal, y le sugiere que entre los dos piensen una estrategia. Ishida vuelve a mostrarse orgulloso con el Shinigami sustituto y le responde que, si tanto miedo siente, lo mejor será que se quede donde está y vea cómo él solo puede ganar esa batalla. Alejándose a toda prisa de allí, Ishida grita a los Hollows que se acerquen a él, ya que el Último Quincy es su rival. Ichigo se sorprende del título con el que Ishida se ha referido a sí mismo, por lo que Rukia acaba interviniendo y le revela lo que poco tiempo atrás le había contado Urahara cuando fue a visitarle: los Shinigamis habían exterminado a los Quincy hacía 200 años, y los supervivientes parecen mantener un odio ancestral hacia los Shinigamis. Ichigo mira a Rukia sorprendido, sin poder creer lo que está oyendo, mas Rukia continúa explicándole que la decisión de exterminar a los Quincy fue dura hasta para los Shinigamis, pero no vieron otra salida posible ya que era algo inevitable, si de verdad querían evitar la destrucción del mundo.

Personajes, en orden de aparición:


046. Karneades~Back to Back

Portada capitulo 046

Portada

El comienzo del capítulo nos presenta la misma escena con la que concluyó el anterior, con Ichigo repitiendo estupefacto y sin llegar a creerse por completo lo que le acaba de decir Rukia: los Shinigamis aniquilaron a los Quincy hace 200 años para evitar la destrucción del mundo. Con la severidad que le caracteriza cada vez que revela cualquiera de los aspectos que rodean al mundo de los Shinigamis, Rukia le explica a Ichigo que los Shinigamis son también conocidos como "equilibradores", ya que mediante sus acciones pueden mantener constante el tránsito de almas del mundo de los vivos a la Sociedad de Almas y viceversa. La cantidad de almas que deben encontrarse en los dos mundos debe ser más o menos la misma, y ni siquiera la existencia de los Hollows llega a alterar este equilibrio, ya que tarde o temprano ellos también acaban siendo purificados y enviados a la Sociedad de Almas, regresando al círculo de vida y muerte. El problema surgió a raíz de la aparición de los Quincy, ya que ellos no enviaban a los Hollows a la Sociedad de Almas al derrotarlos, sino que destruían sus almas por completo. De esta forma, y a consecuencia de la actividad de los Quincy, el nivel entre los dos mundos empezó a desequilibrarse, ya que existía un mayor número de almas en el mundo de los vivos que en la Sociedad de Almas. Este hecho conllevaría la destrucción inevitable del mundo, ya que a fin de buscar una nueva posición de equilibrio la Sociedad de Almas se "derramaría" sobre el mundo de los vivos, y la vida y la muerte quedarían mezcladas y confundidas para siempre.

Según Rukia, la Sociedad de Almas estuvo muchos años solicitando a los Quincy que dejasen de combatir con los Hollows y dejasen a los Shinigamis efectuar su tarea, mas aquel clan de humanos era muy orgulloso y no hizo ningún caso. La situación no hacía más que empeorar al aumentar el número de Quincy, acercándose cada vez más la destrucción del mundo. La única salida posible que vieron en la Sociedad de Almas fue combatir contra los Quincy y eliminarlos por completo. Estas últimas palabras de Rukia resuenan en la mente de Ichigo mientras corre en busca de Ishida, y se pregunta si quizás no fuese un acto de arrogancia de los Shinigamis. Mientras, Ishida está luchando con varios Hollows a la vez, consciente de que aunque mate a un gran número de estos seres monstruosos éstos son inmediatamente reemplazados. Pese a ello, el Quincy mantiene la calma y sigue lanzando flechas aunque sus dedos sigan sangrando y sus energías empiecen a agotarse. Montando un gran escándalo y arremetiendo contra varios Hollows a la vez, Ichigo llega hasta donde se encuentra Ishida y, con el rostro desencajado, le dice que ya conoce los motivos por los que lucha pero que, estuvieran o no los Shinigamis acertados en su decisión, no quita que la forma de actuar de Ishida haya sido demasiado temeraria. El Quincy da una buena sorpresa al decirle con calma a Ichigo que todo el asunto de la exterminación de los Quincy es algo del pasado y que no es para él más que un cuento antiguo, algo que nunca pondría como excusa para enfrentarse a los Shinigamis. Incluso llegó a pensar durante un tiempo que los Shinigamis tenían razón... hasta que su maestro murió. Comienza un flashback dedicado a la infancia de Ishida junto a su maestro, Sōken. Los dos se encuentran comiendo en la azotea de un edificio cuando Uryū le pregunta de forma muy educada y formal por qué piensa que estaban los Shinigamis en lo correcto cuando acabaron con la inmensa mayoría de los Quincy, hace 200 años. Sōken le contesta que los Quincy se equivocaron por no hacer caso a las advertencias que le hicieron los Shinigamis, pero como Uryū trata de esbozar una queja diciendo que murieron muchas personas, Sōken puntualiza que precisamente a causa de ello, no tiene sentido discutir quién pudiese tener o no razón, sino tan sólo tratar de que situaciones así no vuelvan a repetirse nunca más. Las sabias y bondadosas palabras de Sōken impresionan al pequeño Ishida que, volviendo al presente, le dice a Ichigo que nunca le enseñó a infravalorar u odiar a otras personas, pese a tratarse del Último Quincy y estar permanentemente vigilado por la Sociedad de Almas. Sōken trató siempre de convencer a los Shinigamis de lo útil que podían llegar a ser los Quincy y de la necesidad de unir sus fuerzas, mas los Shinigamis siempre le respondían de la misma forma: no debía inmiscuirse nunca en su trabajo, sino que debía quedarse al margen. Ante la serena mirada de Ichigo, que no se pierde ni una sola palabra de lo que le está contando Ishida, el Quincy prosigue su narración contándole que Sōken murió al tratar de enfrentarse a un mismo tiempo a cinco enormes Hollows, mientras el pequeño Uryū observaba aterrorizado la escena. Los Shinigamis llegaron dos horas después de que los Hollows atacasen al anciano maestro y una hora después de su muerte. Ishida se vuelve hacia Ichigo y concluye afirmando que, si los Shinigamis hubiesen escuchado a su maestro se podría haber evitado su muerte y que precisamente este hecho es el que le ha impulsado durante los años siguientes a demostrar la valía de los Quincy ante los ojos de un Shinigami como él. Ichigo escucha detenidamente a Ishida, que está dispuesto a luchar él solo a fin de mostrarle cuál es el alcance de su poder, mas acaba cansándose de pronto de la actitud del Quincy y, sin darle tiempo a reaccionar, el Shinigami sustituto le patea la cabeza, golpeándole contra la máscara de un Hollow, también pillado por sorpresa ante este arrebato. Ichigo vuelve a pegar a Ishida después de que éste le pregunte qué se supone que está haciendo, y le dice a gritos que la historia que le ha contado ha sido tan larga y aburrida que ya ha olvidado la primera parte. De todas formas, y como señala Ichigo, el mayor deseo del maestro de Ishida no era que los Shinigamis reconociesen la valía de los Quincy sino que los dos luchasen juntos. Ante la sorprendida mirada de Ishida, Ichigo continúa encarándose con él y diciéndole que ahora es el momento idóneo para hacer realidad los verdaderos sueños de Sōken, tras lo cual forza al Quincy a ponerse espalda con espalda con él, dispuesto a luchar a su lado contra un número tan grande de enemigos.

Personajes, en orden de aparición:


047. Back to Back~Tearing Sky

Portada capitulo 047

Portada

Después de que Ishida haya salido corriendo e Ichigo le siguiese, se han vuelto a quedar solos Rukia Kuchiki y Kon. Desde el cuerpo de Ichigo, el alma modificada hace hincapié en ese hecho y, seguidamente, trata de acercarse cariñoso a la Shinigami, que sin ningún esfuerzo le sujeta los brazos y le da un rodillazo en la entrepierna que le deja tirado en el suelo, tremendamente dolorido. Rukia sube las escaleras a toda velocidad llamando a Ichigo, mas al hacerlo y alzar su vista al cielo ve algo que la alarma visiblemente. Mientras, Ichigo e Ishida están rodeados de muchos Hollows, dispuestos a atacarles en cualquier momento. El Quincy pregunta al Shinigami sustituto a qué se refiere exactamente con eso de pelear "codo con codo", ya que no le entra en la cabeza que dos personas tan diferentes puedan cooperar y ayudarse mutuamente. Molesto, Ichigo sujeta del hombro a Ishida y lo empuja contra el suelo, mas su acción es la más acertada, ya que lo hace para protegerlo de un Hollow que se había lanzado en su ataque, y al que parte en dos su máscara con su Zanpakutō. Por su parte, Ishida ve cómo se aproxima a Ichigo por la espalda otro Hollow, y sin detenerse a pensar dos veces le destruye con una de sus flechas espirituales. Ichigo le felicita por su acción, mas Ishida se mantiene frío y orgulloso, afirmando que lo si ha atacado a ese Hollow no ha sido para salvarle, sino a sí mismo. El Shinigami sustituto se siente satisfecho por esas palabras, y dice que ahora mismo sólo tienen dos opciones, matar o morir, y que como no hay más remedio, deberán trabajar juntos. A fin de cuentas, es una razón muy poderosa para trabajar en equipo, lo deseen o no.

Ishida se queda mirando a Ichigo algo sorprendido, mas éste continúa hablando y le explica que él también es un humano y que apenas conoce a los Shinigamis, sino que sólo desea derrotar a los Hollows. Ishida le pregunta por qué, e Ichigo le revela que su madre fue asesinada por un Hollow, una noticia que deja estupefacto al Quincy. Ichigo mantiene la vista al frente y completa su explicación diciendo que la muerte de su madre es un motivo más que suficiente para combatir a los Hollows, pero no es el único: tampoco desea que nadie más sufra igual que ha sufrido su familia o él mismo por la pérdida de un ser querido. Ichigo alcanza con su Zanpaku-tō a dos Hollows más, mientras Ishida recuerda las palabras que le dijo su maestro Sōken muchos años atrás: a él también se le hacía cuesta arriba ver tantas caras tristes en el mundo. El Quincy mantiene un silencio pensativo, e Ichigo sigue hablando. Reconoce que él no es un superhéroe y que por ello no puede proteger a todo el mundo, pero al menos desea ayudar al mayor número posible de personas. Mirando de reojo a Ishida, el Shinigami sustituto le echa en cara que, sean cuales sean las razones que le hayan impulsado a actuar de esa forma, ha actuado de una forma demasiado temeraria y ha puesto en peligro la vida de mucha gente, y eso es algo que no está dispuesto a perdonar. Pese a ello, no es el momento de discutir ni de arreglar cuentas entre los dos, sino de unir sus fuerzas si no desean morir. Como toda respuesta, Ishida lanza una flecha que pasa rozando la cara de Ichigo y le hace un leve arañazo en la mejilla, pero que impacta de lleno en la máscara de un Hollow que se había lanzado sobre él. Seguidamente, el Quincy le comenta a Ichigo que la historia que le ha contado también ha sido muy larga, pero que él sí ha llegado a entenderla por completo. Con una media sonrisa, Ishida lo resume en esta aseveración: si uno de los dos muere en ese combate, no habrá una oportunidad de que lleguen a enfrentarse los dos como es debido. Por lo tanto, Ishida da su tácita aprobación a la oferta de Ichigo y los dos se preparan para luchar juntos, aunque sin dejar de lanzarse comentarios retadores sobre quién vencerá a quién más tarde. Mas los Hollows cambian de buenas a primeras su actitud, como percibe con estupefacción Ishida. De pronto, todos aquellos seres monstruosos comienzan a mirar hacia el cielo y empiezan a murmurar unos extraños lamentos, como si estuvieran rezando. Ante las miradas del Quincy y del Shinigami, el cielo comienza a romperse en el lugar donde antes había estado la misteriosa perturbación y del enorme boquete asoma una gigantesca cabeza. Ninguno de los dos había visto antes algo así, y no saben qué hacer, ya que ni siquiera son capaces de asegurar que esa cosa sea exactamente un Hollow. En cualquier caso, no podrían combatir contra un monstruo así mientras sigan estando rodeados de Hollows y el cambio en la situación les desconcentra hasta tal punto que los dos comienzan a discutir. Los Hollows que están a su alrededor hacen notar su presencia, inquietos y listos de nuevo para el combate, mas de repente son atacados por un arma de artillería. Sin llegar a creerse lo que han visto, Ichigo e Ishida se vuelven y se topan con Ururu Tsumugiya que, portando un arma similar a un bazooka cubierto de sellos, les saluda con timidez. Tras ella llegan Jinta Hanakari, Tessai Tsukabishi y Kisuke Urahara, que saluda jovialmente a Ichigo levantando su abanico y diciéndole que han venido a rescatarlos. Intrigado, Ichigo reconoce a Urahara como aquella misteriosa persona a la que ya ha visto un par de ocasiones más y que parece tener un cierto tipo de tratos con Rukia.

Personajes, en orden de aparición:


048. メノスグランデ

Portada capitulo 048

Portada

Los habitantes de la Tienda de Urahara están demostrando unas innegables capacidades de combate, destrozando con una velocidad inesperada a los Hollows que estaban rodeando a Ichigo y a Ishida. Jinta Hanakari parte las máscaras por medio de una enorme porra que utiliza como bate de béisbol a la vez que grita Jinta Home Run, mientras que Ururu Tsumugiya aniquila a varios Hollows a base de cañonazos y Tessai Tsukabishi simplemente con las manos desnudas y una fuerza sobrehumana. Ichigo e Ishida contemplan con asombro el espectáculo, y el Shinigami sustituto le pregunta a Urahara qué está haciendo allí y por qué parece estarle siguiendo y apareciendo siempre que se mete en problemas. El tendero le vuelve a responder que ha venido para rescatarlos, darles un respiro con los Hollows pequeños mientras permite que Ichigo se encargue por su propia cuenta de la gigantesca figura que está asomando por la grieta que se ha abierto en el cielo. El monstruo parece cansarse de contemplar la visión panorámica de la ciudad y, sacando sus manos por el boquete, comienza a hacer fuerza y a entrar lentamente en el mundo de los vivos, ante la alarma de todos los presentes. Asustado, Kon le pregunta a Rukia Kuchiki qué es esa cosa, imaginándose que es un Hollow increíblemente grande. Sin dar crédito a lo que ven sus ojos, Rukia lo identifica como un Menos y le explica a Kon que ese ser es la conglomeración de cientos de Hollows, un monstruo que sólo conoce por los libros de texto, donde es llamado Menos Grande. Totalmente paralizada, Rukia murmura que es increíble que un Menos Grande haya aparecido en Karakura, y que sólo los Shinigamis de élite son adversarios dignos de él.

Ichigo e Ishida contemplan al Menos Grande sin dejar de pensar en lo ridículamente grande que es, mientras que los Hollows supervivientes a la ofensiva de los miembros de la Tienda de Urahara se lanzan hacia él con veneración. De forma inesperada, el Menos Grande abre su máscara ósea y sale de él una larguísima lengua con la que atraviesa a los Hollows y los devora en un abrir y cerrar de ojos, aumentando aún más el desconcierto de Ichigo, Ishida y Rukia. El Shinigami sustituto suelta una breve risita que intriga al Quincy. Cuando le pregunta qué es lo que le hace gracia, Ichigo se exalta y responde, enarbolando la Zanpaku-tō, que lo único que pueden hacer para luchar con un monstruo como aquél es cortar y cortar hasta que le derroten, y sin más se lanza hacia él. Desde su posición, Rukia le grita a Ichigo que se detenga y trata de advertirle de que no puede luchar de esa forma contra un Menos Grande, mas Kisuke Urahara se interpone entre los dos. Rukia le pregunta, cada vez más preocupada, si pretende matar a Ichigo permitiéndole combatir con un rival que está completamente por encima de sus capacidades, mas Urahara le responde simplemente que no. Rukia intenta apartar a Urahara y llegar hasta donde se encuentra Ichigo, pero de repente el tendero logra paralizar a la Shinigami con un simple movimiento de manos. Sorprendida, Rukia identifica el hechizo de Kidō, y no tiene otro remedio más que quedarse sentada sobre el suelo y contemplar qué hace Ichigo. Urahara le dice, conciliador, que la batalla que están a punto de contemplar va a ser crucial tanto para Ichigo como para ella misma, así que le sugiere que mantenga la calma y no se pierda el más mínimo detalle.

El Menos Grande entra finalmente en Karakura Town, posando su gigantesco pie cubierto por lo que parece ser una bota blanca que sale de su vestimenta negra. Antes de que llegue a pisar siquiera el suelo, Ichigo llega hasta él y le clava en la pierna su Zanpaku-tō con todas sus fuerzas, pero con tan poco efecto que, simplemente, su enorme enemigo le aleja de un puntapié y no parece sentir la menor molestia. De la patada, Ichigo regresa al lado de Ishida que, sin poder evitar cierta preocupación, le señala que ya le había advertido que no iba a conseguir nada atacando de esa forma. El Quincy le lanza una flecha al Menos Grande que impacta cerca de su máscara, pero tampoco se llega a ver afectado. Seguidamente, Ishida acude al lado de Ichigo preguntándole cómo se encuentra, a lo cual éste le responde que está bien, y que su plan era muy sencillo, ya que consistía en ir cortando al Menos Grande en rodajas hasta que pudiese llegar por fin a la cabeza. A Ishida le cuesta creer que Ichigo pensase en un plan tan infantil, y le propone pensar algo entre los dos, mientras aparte con la mano la Zanpaku-tō. Al hacer este gesto, de forma inesperada, el arco de Ishida adquiere un tamaño inesperadamente grande y una potencia que sorprende vivamente al Quincy, al parecer dándole una idea mientras Ichigo piensa en un plan inmerso en su mundo.

Personajes, en orden de aparición:


049. unchained

Portada capitulo 049

Portada

Al formar su arco mientras aún tocaba la Zanpaku-tō de Ichigo, Ishida observa con sorpresa cómo su tamaño y potencia es marcadamente superior a lo que acostumbra, y no tarda en comprender el motivo de ello. El inteligente Quincy llega a la conclusión de que ese inesperado incremento en la energía debe de estar causado por el poder espiritual de Ichigo. Como él bien recapacita, tanto los Quincy como los Shinigamis usan energía espiritual para luchar, más su forma de combate es diametralmente opuesta. Mientras que los Shinigamis emplean el poder interior, combinando la energía espiritual que emana de sí mismos con el manejo de las Zanpaku-tō para eliminar a los Hollows, los Quincy utilizan el poder exterior, captando las partículas espirituales presentes en el entorno y empleándolas como armas. Al haber tocado la Zanpaku-tō de Ichigo, al arco Kojaku de Ishida ha crecido, y el joven estudiante llega a la conclusión de que debe estar causado por el poder que Ichigo está liberando de forma inconsciente, siendo una cantidad tan enorme que al propio Ishida le cuesta hacerse a la idea. El Quincy llama la atención al Shinigami Sustituto, que estaba inmerso en sus pensamientos buscando un plan, y le muestra cómo ha crecido su arco. Ishida le explica a Ichigo que cree haber ideado un plan que pueda derrotar al Menos Grande, logrando acaparar el interés de Ichigo. No muy lejos, Rukia y Urahara contemplan expectantes la escena.

Desde lo que parece ser un piso abandonado, Orihime Inoue y Yasutora Sado también están presenciando la irrupción del Menos Grande en la ciudad y las acciones de Ichigo y de Ishida. Los dos compañeros de clase han sido llevados allí por Urahara para que lo observen desde una distancia prudencial y tomen así una decisión sobre el camino que quieran seguir, tal y como comprende Orihime. Chad se mantiene en silencio a la vez que su amiga recuerda con dolor aquella noche en la que Ichigo luchó con su hermano Sora, convertido en Hollow. Según recapacita para sí misma, Orihime no olvidó aquella escena, aunque lo intentó fervientemente porque no era capaz de soportar el evocar esas imágenes en su mente. Con la cabeza baja y evitando mirarle directamente, Orihime le pregunta a Chad qué deberían hacer, pero éste queda igual de pensativo que ella. Afuera, parece que por fin Ishida le ha explicado a Ichigo su plan que, por muy bien pensado que pueda estar, resulta un poco ridículo al ver al Quincy preparando su arco anormalmente grande y, sujeta a su cabeza mediante un vendaje, la Zanpaku-tō de Ichigo. El Shinigami Sustituto le echa en cara la escena por la que está pasando, mas Ishida le recuerda que debe mantener el contacto con su arma y liberar todo su poder espiritual para que él pueda lanzar una flecha capaz de acabar con un enemigo tan formidable como un Menos Grande. Ichigo le responde a Ishida que él no sabe controlar su poder espiritual, lo que escandaliza al Quincy, pues no es capaz de creerse que haya podido destruir Hollows sin llegar a saber algo tan elemental. Con desgana, Ichigo le dice a Ishida que controlar el poder espiritual sería parecido a liberarlo y ocultarlo según sus deseos, algo que él no sabe cómo hacer, pero que desde luego sería muy fácil si fuese parecido a abrir y cerrar un grifo. Si hiciera caso a todas las afirmaciones de la gente que ha estado cerca de él siendo Shinigami, podría pensar que quizás su poder espiritual está siempre al máximo (siguiendo la metáfora, Ichigo no sabría cerrar el grifo). Las palabras del Shinigami Sustituto hacen pensar a Ishida en esa posibilidad, más el Quincy llega asustarse con la sola idea de que Ichigo pueda liberar de forma constante su máximo poder sin que su cuerpo se vea resentido. No obstante, sus pensamientos son interrumpidos al llegar ante ellos el Menos Grande, y disponerse a lanzar un ataque increíblemente destructor, que Rukia no tarda en identificar: el Cero, una potente descarga de energía espiritual. Ichigo también es consciente del peligro que se cierne sobre ellos, pero en vez de volver a unir su Zanpaku-tō a Ishida -como él le pide que haga-, sale de nuevo corriendo a toda velocidad hacia su enorme adversario. En la boca del Menos Grande se gesta el Cero, que es lanzado a Ichigo y detenido por éste con la ayuda de su Zanpaku-tō, deslumbrando a Ishida.

Estupefacto, Ishida es testigo de que, mientras Ichigo trata de parar el Cero, su poder espiritual aumenta hasta cotas insospechadas, y razonando acerca de lo que antes le había dicho el Shinigami Sustituto, llega a la conclusión de que no es lógico que Ichigo esté siempre con su máximo poder liberado. De hacer eso, por muy grande que fuese su poder espiritual, éste acabaría agotándose. Lo que sucede en la realidad es bien distinto a lo que en un principio hubiera podido pensar cualquiera de ellos dos: ¡más bien, el poder de Ichigo Kurosaki se encuentra siempre al mínimo! El Shinigami sustituto, de forma consciente o no, sólo "abre el grifo" al entrar en contacto con una fuerza exterior que le obliga a ello, como es el caso del Cero. A la vez que Ishida llega a esa conclusión, Ichigo logra rechazar el Cero y, por si esto no fuera poco, es capaz de dirigírselo al Menos Grande, haciéndole un enorme corte en toda su longitud.

Personajes, en orden de aparición:


050. Quincy Archer Hates You Part 2 [Blind But Bleed Mix]

Portada capitulo 050

Portada

Gracias a la potente descarga de poder espiritual del Cero que ha lanzado el Menos Grande, Ichigo ha disparado sus propios poderes contra su gigantesco enemigo, y ha logrado infligirle un corte a lo largo de toda su longitud. El despliegue de fuerzas es tal que se levanta una ráfaga de aire, a la vez que el Menos Grande chilla de dolor. Pese a encontrarse a una distancia prudencial de Ichigo y de Ishida, Rukia Kuchiki contempla con sorpresa la escena, sin llegar a creerse por completo lo que está viendo. El Menos Grande debe tener una opinión similar, ya que el inesperado daño que ha recibido le impulsa a optar por la retirada y regresa de vuelta al Hueco Mundo, cerrando tras de sí el cielo de Karakura Town. Ichigo ve como su enemigo se marcha por donde ha venido con lentitud, y levanta la mano haciendo el signo de la victoria y celebrándolo, pese a su obvio cansancio. Ishida comenta para si mismo que se siente algo atemorizado por alguien como Ichigo, que ha logrado hacer huir a un Hollow de un tamaño y un poder así. No muy lejos de él, Tessai Tsukabishi afirma que, al parecer, Kisuke Urahara ha dado con la persona adecuada, satisfecho por el transcurso de los eventos. A su lado, y ante la silenciosa mirada de Ururu, Jinta le pregunta a Tessai si de veras cree que Ichigo es tan fuerte, ante lo cual el dependiente de la Tienda de Urahara le responde que ciertamente no lo parece, pero sin lugar a dudas aprenderá a controlar sus poderes tarde o temprano.

Bajo la grieta que comienza a cerrarse en el cielo, Ichigo recupera su aire retador preguntándole a Ishida si no le va a dar las gracias, mas antes de que el Quincy le pueda responder, el Shinigami sustituto se desploma sobre el suelo y, en voz baja, musita que no puede moverse y que le duele todo el cuerpo. Ishida se percata con rapidez de que lo que está ocurriendo no es normal, pero seguidamente Ichigo comienza a sufrir convulsiones y su Zanpaku-tō se distorsiona. Pese a ello, Ichigo sigue estando consciente, aunque no es capaz de explicarse qué le está sucediendo, ni hacer nada por evitarlo. Ishida se dice a sí mismo que, después del gran despliegue de poder espiritual que ha hecho, Ichigo ha expresado un rechazo pasajero y probablemente haya perdido el control. Ishida se acerca a toda prisa hacia Ichigo, dispuesto a hacer algo, y cuando forma su arco espiritual queda estupefacto al ver que su tamaño ha crecido aún más, debido a la inmensa cantidad de energía que se encuentra en el ambiente en aquellos mismos instantes... tanta que el propio arco Kojaku de Ishida se encuentra próximo a su límite, y sin tan siquiera haber llegado a entrar en contacto con la Zanpaku-tō del Shinigami sustituto. Aunque la situación es crítica y él también está corriendo un riesgo muy serio, Ishida comienza a lanzar flechas increíblemente grandes y poderosas desde su arco al aire, sabiendo que al hacer eso está extrayendo el poder espiritual sobrante de Ichigo, y ayudándole así a recobrar sus niveles anteriores. El proceso es mucho más costoso y doloroso de lo que en un principio pudiera pensarse, e Ichigo ve preocupado cómo los brazos del Quincy comienzan a sangrar, por lo que le advierte del peligro que está corriendo. Ishida le ordena que se calle, repitiéndole que odia a los Shinigamis pero que no piensa permitir que muera porque, como el propio Ichigo dijo unos momentos atrás, antes deberán enfrentarse y ver cuál de los dos es mejor. Por ello, Ishida le exige a Ichigo que no le dé las gracias y que se esfuerce por sobrevivir, ya que aún tienen una cuenta pendiente. Aunque Ishida le esté diciendo esas cosas a Ichigo, en su fuero interno no deja de pensar en la necesidad de hacer algo, ya que el Shinigami sustituto corre el riesgo de resultar completamente destruido si llega a perder todo el control sobre su energía espiritual, y el máximo responsable de ello sería el propio Quincy. A sabiendas de que lo que estaba haciendo al romper el Cebo de Hollows estaba mal y pondría en peligro a muchas personas, Ishida estaba deseoso de vengar a su maestro demostrando su fuerza ante un Shinigami, ahora que por fin había encontrado a uno. Pero, al contrario de lo que podría haberse esperado, Ichigo le ofreció luchar codo con codo y hacer frente juntos al mismo peligro. Ishida pide silenciosamente perdón a su maestro por todo lo que ha hecho, comprendiendo por fin que su máximo deseo era que los Shinigamis y los Quincy unieran sus fuerzas por el bien de todos. El día en que su maestro murió, el pequeño Ishida corrió a esconderse y observó todo de lejos, alimentando así su odio hacia los Shinigamis sin que él hubiera hecho nada por defenderlo. Y ahora, él salva a un Shinigami de una muerte segura. Con los brazos sangrantes y al borde de sus fuerzas, pero sin dejar transmitir su estado anímico, Ishida le pregunta en silencio a su maestro si podrá perdonarle, hasta que cae sobre sus rodillas, después de haber logrado su objetivo. Ichigo se encuentra a salvo y murmura que no podrá darle una paliza al Quincy después de ver la cara triste y melancólica que ha puesto.

Aún inmovilizada por el Kidō de Urahara, Rukia recapitula sobre lo sucedido, sin llegar a comprender cómo es posible que haya aparecido un Menos Grande y que Ichigo haya sido capaz de herirle de gravedad, diciéndose a sí misma que nunca se hubiera imaginado algo así fuera de la Sociedad de Almas. Mientras Urahara se mantiene estático, Tessai, Jinta y Ururu están dispuestos a ocuparse de Ichigo y de Ishida, y también de cerrar completamente la grieta en el cielo. Sin embargo, a Urahara no le pasa inadvertido el hecho de que una mosca que ha destrozado Jinta con su enorme mazo no era exactamente lo que parecía, y se marcha silencioso y pensativo. Ciertamente, lo que parecía ser una mosca no era tal, ya que después de verse sus restos destrozados se oyen en la oscuridad unas voces, dispuestas utilizar una mariposas infernales para "capturarla" o "matarla", sea quien sea la persona objetivo. Estas personas deben ser Shinigamis, ya que una de las voces musita que una misión así no es tarea propia de Shinigamis, mientras que la otra le responde que no diría eso.

Personajes, en orden de aparición:


051. DEATH 3

Portada capitulo 051

Portada

Las mismas frases que dieron por finalizado el anterior capítulo dan inicio a este, aunque ahora se pueden llegar a mostrar las siluetas de las personas que hablan mientras se mueven entre el mundo de los vivos y la Sociedad de Almas con la ayuda de dos mariposas infernales. Una de las dos figuras, lleva en su mano un informe que incluye una foto de Rukia Kuchiki, a la que contempla mientras repite para sí mismo las órdenes que se le han asignado: capturar a la Shinigami o matarla en el intento. Al llegar al mundo de los vivos, se ve que ambas siluetas están vestidas con el uniforme negro propio de los Shinigamis, con las cabezas cubiertas por una tela blanca. Nada más llegar, uno de los Shinigamis comienza a quitarse su cobertura, intuyendo un pelo rojo recogido en una coleta, mientras que la figura que se encuentra delante de él se mantiene oculta, aunque es fácilmente reconocible por la bufanda que lleva al cuello.

Al entrar Ishida en clase, el estado en que se encuentra llama enormemente la atención a la profesora Ochi, que le pregunta qué le ha pasado, al verle con ambos brazos cubiertos de vendas. El Quincy le responde con tranquilidad que se ha caído por las escaleras, una excusa que ninguno de sus compañeros llega a creerse pero que da por válida la profesora y, como si nada pasase, continúa con la lección. Sin despegar la vista de un libro, Rukia es consciente del interés de Ichigo por Ishida, y le dice que no esté tan pendiente por él, ya que a fin de cuentas el Quincy fue el causante de sus propias heridas. Ichigo trata de hacerse el duro respondiéndole con desdén que él no está preocupado por Ishida, lo que hace que Rukia le dedique una sonrisa maliciosa y le recuerde que ella no ha dicho que se estaba preocupando, sino sólo que estaba pendiente de él. Misteriosamente, al olvidarse del asunto el rostro de Rukia adquiere una expresión triste y melancólica, pero su estado de ánimo no es advertido por Ichigo, ya que oye detrás de él a Keigo decirle muy serio a Mizuiro que el día anterior había visto a Ishida solo y hablando como si estuviese actuando. Ichigo piensa algo molesto que si Keigo había presenciado toda la escena con el Menos Grande -aunque no pudiese ver a los seres espirituales- seguramente sería algo peligroso, mas acaba llegando a la conclusión de que la inteligencia de su amigo no da para más, ya que éste continúa diciéndole a Mizuiro que seguramente Ishida estaría practicando con un grupo de teatro, ya que al poco llegaron al lugar más personas (los dependientes de la Tienda de Urahara). Los rumores y comentarios sobre Ishida inundan toda la clase, pero hay otros alumnos que se mantienen callados y pensativos, como Chad y Orihime. Ésta contempla a Ishida y a Ichigo y sigue guardando silencio, algo que no le pasa desapercibido a Tatsuki.

En la puerta de la Tienda de Urahara, como ya es costumbre, se encuentran Jinta y Ururu escoba en mano, pero el primero de ellos está jugando con su escoba en vez de barrer, como está a punto de señalarle la segunda, hasta que algo llama su atención y entra en el establecimiento a avisar a Urahara y Tessai. El inesperado visitante que acaba de llegar a la tienda es un gato negro, al que Urahara identifica como Yoruichi y que recibe con grandes muestras de alegría, alzándolo en el aire. Jinta se extraña de que su jefe se haya puesto tan contento por un gato, mas Tessai le dice que Yoruichi es lo que podría calificarse como el ser más cercano a Kisuke Urahara, algo que no deja de parecerle ridículo a Jinta.

De vuelta al Instituto de Karakura, Keigo invita a Ichigo a almorzar con su habitual alegría escandalosa, y esta vez el Shimigami sustituto no le pone ninguna pega, salvo que le pregunta qué le parece si se llevan a alguien más con ellos. Antes de que Keigo pueda decir algo, Ichigo se acerca a Ishida y le ofrece tomar el almuerzo juntos ante el disgusto de Keigo, que cree que su amigo se ha apiadado de los vendajes de su estirado compañero de clase. Ishida no se lo piensa ni un momento y rechaza el ofrecimiento, pero Ichigo le pide con firmeza que se lo piense mejor, ya que Keigo invita. Al oír eso, Ishida acepta, para enorme disgusto del propio Keigo. Éste come con disgusto envuelto en un silencio tenso hasta que Ichigo le ordena que haga alguna tontería para romper el hielo. Aunque le pone mala cara, finalmente Keigo empieza a contar una de sus anécdotas, aunque ni Ichigo ni Ishida le hacen mucho caso. El Quincy le pregunta al Shinigami sustituto si le ha invitado por compasión o algo parecido, pero él le responde con el ceño tan fruncido como de costumbre que lo ha hecho porque le ha apetecido, ya que se encuentra de buen humor. Ante la interesada mirada de Mizuiro, Ichigo e Ishida siguen dedicándose fríos comentarios y, pensándoselo bien, reconoce que los dos son muy parecidos en sus formas de ser. En aquel mismo lugar, Rukia se encuentra subida a un árbol contemplando entristecida el horizonte hasta que es sorprendida por sus compañeras de clase. Mientras todas la miran sonrientes y con curiosidad, Mahana Natsui le ofrece bajar y comer con ellas. Regresando a la Tienda de Urahara, Yoruichi también está pendiente del cielo, algo que no pasa inadvertido a Urahara, ya que le pregunta con afectación si cree que va llover, a la vez que le trae un poco de leche. Sorprendentemente, Yoruichi habla y, llamando a Urahara por su nombre de pila, le responde con solemnidad que no debe fingir delante suyo, ya que también él se ha dado cuenta de que "ellos" han llegado. Urahara adquiere también un semblante serio y le pregunta a Yoruichi si desea hablar de aquel asunto antes o después de tomarse la leche. Ya por la noche, Yuzu regaña a Ichigo al ver cómo vuelve a recoger las sobras de la cena y se las sube a su habitación, y le avisa de que si sigue a ese paso, acabará echando una buena barriga. Evidentemente, Ichigo se sube la cena a su cuarto para dársela a Rukia, pero en esta ocasión no la encuentra por ningún sitio.

El Shinigami sustituto no se ha percatado de la extraña actitud de su amiga durante todo aquel día, y tampoco parece haberse dado cuenta de una escueta nota en su mesa en la que Rukia se despide de él con un simple "gracias por todo" y uno de sus malos dibujos de conejos. La Shinigami abandona la Clínica Kurosaki mirando hacia atrás una sola vez con tristeza, y seguidamente emprendiendo la carrera. A la luz de la luna llena, sus movimientos son detectados por los dos perseguidores que habían llegado en su búsqueda, uno de los cuales la identifica rápidamente pero con sorpresa al detectar que se encuentra en un gigai. Con una malévola sonrisa, el Shinigami se quita unas gafas negras, satisfecho de haber encontrado a Rukia Kuchiki, mientras detrás suyo contempla impasible la escena otro Shinigami, moreno y con una larga bufanda.

Personajes, en orden de aparición:

052. (Needless Emotions)

Portada capitulo 052

Portada

El capítulo comienza de la misma forma que concluyó el anterior, con Rukia Kuchiki corriendo por la calle con una pequeña mochila como único equipaje y sin haberse percatado de que, por encima de ella, dos figuras vestidas de Shinigami han dado con ella y la observan desde el cielo. La Shinigami corre sin parar y en silencio, aunque una mirada triste hace ver que aún está pensando en todo lo que le ha ocurrido en los últimos tiempos, y que ha acabado por explotar aquel mismo día, cuando ha aceptado la oferta de sus compañeras de clase y se ha ido a almorzar con ellas. Entonces, Mahana Natsui le pregunta sin cortarse un pelo si le gustaba Ichigo, algo que sorprendió vivamente a la Shinigami y le obligó a balbucear que sólo son amigos. Alarmada, Michiru Ogawa le dijo a Mahana que no debía ser tan atrevida, pero su amiga le contestó simplemente que todas sentían curiosidad por la pregunta y que no veía nada malo en saber algo así. Michiru trató de excusarse afirmando que no le interesaba en absoluto saber esas cosas, mas sus palabras no parecen ser tomadas muy en serio, ya que Tatsuki Arisawa comenta que creía que Michiru odiaba a Ichigo. Esa afirmación llamó mucho la atención a Orihime Inoue, mas Michiru inmediatamente le respondió que no es que tuviese manía a Ichigo ni nada similar, sino que tan sólo su cara le daba un poco de miedo, ya que siempre parecía enfadado.

Aprovechando la ocasión, Chizuru Honshō volvió abrazarse a Orihime y reprendió a sus amigas, ya que al menos en su opinión, sólo a ella y a Orihime les podría interesar la vida sentimental de Ichigo y Rukia. Tatsuki comprendía que Orihime pudiera sentirse interesada (ya que es un secreto a voces que le gusta Ichigo), pero no entendía qué tenía que ver con todo aquello Chizuru, a lo que ella le contestó con una pícara sonrisa que si Rukia comenzaba a salir con Ichigo, ya no habría nada en el mundo que pudiese interponerse entre ella y Orihime. Mientras Tatsuki consolaba a una avergonzada Orihime, Chizuru cogía a Rukia por las manos y le animaba a no cejar en su empeño y conquistar a Ichigo Kurosaki. Mas la situación volvió a ponerse algo tensa al hacerse notar de nuevo Mahana y pedirle una respuesta más clara a Rukia, ya que a nadie se le había pasado por alto que, desde que llegó, la nueva alumna siempre había estado muy próxima a Ichigo y seguramente debía existir algo más profundo entre ellos. Ante una mirada francamente interesada de todas las chicas, Rukia les volvió a decir que sólo había amistad entre Ichigo y ella mientras que en su fuero interno, y sin dejar traslucirlo, pensaba con pesar que emociones como querer u odiar a alguien sólo podían traerle problemas. Las palabras de Rukia no surtieron el efecto deseado al menos en Orihime, cuya ignorancia y candidez en esos temas le hizo incluso lamentarse de que a Rukia no le gustase Ichigo, ya que de ser así, las dos habrían tenido una clara ventaja sobre él (un dos contra uno). Tatsuki le intenta explicar que en el amor las cosas no funcionaban exactamente así, pero acabó pateando a Chizuru con alevosía al emocionarse pensando en cómo sería esa escena a tres bandas, proponiéndose grabarla y dejar lo máximo posible a Ichigo fuera de imagen.

En silencio, Rukia contempló la escena y, antes de reír con timidez esbozó una sonrisa llena de tristeza. Como bien se reconoció a sí misma en ese momento, sentimientos como el amor, el compañerismo o la amistad no le servirían de nada cuando tuviera que irse y eso era una emoción infinitamente triste. Después de haber estado tanto tiempo conviviendo con los vivos, Rukia había llegado a desarrollar unos sentimientos que eran del todo inútiles para un Shinigami y, al haberse dado cuenta de ello, decidió poner tierra de por medio. Regresando al momento presente, Rukia se pregunta en voz alta si acaso se está atando demasiado a este mundo, e inesperadamente su interrogante es contestado por alguien que la contempla subido a un poste de luz, con mirada cruel y sonrisa taimada. Bajo la luna llena, el Shinigami de pelo rojo recogido en una coleta y gafas negras desenvaina su Zanpaku-tō y se lanza hacia Rukia, advirtiéndole de que le queda poco tiempo de vida. Atónita, Rukia le reconoce como Renji Abarai, mas el aludido no interrumpe su ataque y descarga su arma en el suelo a unos pocos centímetros de Rukia. Tras ello, Renji le reprende por lo blanda que se ha vuelto en los últimos meses, tanto que ni siquiera ha podido detectar la presencia de alguien de la Sociedad de Almas persiguiéndola. Levantando su Zanpaku-tō y poniéndola sobre el hombro en ademán retador, Renji le ordena a Rukia que llame al humano que le robó sus poderes de Shinigami, lo que hace que la aludida le responda algo preocupada que no puede demostrar que, por el simple hecho de encontrarse en un gigai, un ser vivo le haya podido robar sus poderes. Renji no admite réplicas y afirma estar convencido de que así ha debido ser, ya que su expresión se ha vuelto muy humana, demasiado para alguien del clan noble de los Kuchiki. Renji le pide la corroboración de sus palabras a su acompañante, al que se refiere como Kuchiki-sama. Aterrorizada con tan sólo oír su nombre, Rukia se vuelve y contempla al otro Shinigami, al que identifica sin dar crédito a lo que ven sus ojos como su hermano mayor, Byakuya Kuchiki, con un tono inesperadamente respetuoso (nii-sama). Inmutable, Byakuya contempla a Rukia y pronuncia su nombre, mas no se altera ni un ápice cuando su hermana es atacada por Renji. La Shinigami esquiva el filo de la Zanpaku-tō a duras penas, sufriendo un corte en la mejilla. Listo para volver a atacar, Renji le recuerda a Rukia que dar sus poderes a un humano es una falta muy grave y que por ello deberá ser enviada a la Sociedad de Almas, mientras que el ser vivo que haya adquirido poderes de Shinigami será inmediatamente asesinado. Muy serio, Renji le recomienda a Rukia que no se le ocurra proteger a aquel humano, y se dispone a atacar de nuevo, comentando que si antes había evitado su golpe había sido porque él mismo lo había deseado así. Sin embargo, el nuevo mandoble de Renji no llega a descargarse, ya que en el último momento un proyectil pasa rozando la cabeza al Shinigami, que lo evita in extremis. El autor de ese disparo no es otro que Uryū Ishida, que tiene desplegado su arco de Quincy y le dice a Renji que no puede soportar ver a alguien armado atacando a una mujer indefensa. Furioso, el Shinigami le pregunta quién se ha creído que es, ante lo cual el Quincy le responde con tranquilidad que sólo es un compañero de clase de Rukia... que además odia a los Shinigamis.

Personajes, en orden de aparición:

Navegación

Volumenes
1. The Death and the Strawberry • 2. Goodbye Parakeet, Goodnite My Sista • 3. Memories In The Rain • 4. Quincy Archer Hates You • 5. Rightarm Of The Giant • 6. The Death Trilogy Overture • 7. The Broken Coda • 8. The Blade and Me • 9. Fourteen Days For Conspiracy • 10. Tattoo on the Sky
11. A Star and A Stray Dog • 12. Flower On The Precipice • 13. The Undead • 14. White Tower Rocks • 15. Beginning of the Death of Tomorrow • 16. Night of Wijnruit • 17. Rosa Rubicundior, Lilio Candidior • 18. The Deathberry Returns • 19. The Black Moon Rising • 20. End of Hypnosis
21. Be My Family Or Not • 22. Conquistadores • 23. ¡Mala Suerte! • 24. Immanent God Blues • 25. No Shaking Throne • 26. The Mascaron Drive • 27. Goodbye, Halcyon Days • 28. Baron's Lecture Full-Course • 29. The Slashing Opera • 30. There Is No Heart Without You
31. Don't Kill My Volupture • 32. Howling • 33. The Bad Joke • 34. King Of The Kill • 35. Higher Than The Moon • 36. Turn Back The Pendulum • 37. Beauty is so Solitary • 38. Fear For Fight • 39. El Verdugo • 40. The Lust
41. Heart • 42. Shock of the Queen • 43. Kingdom of Hollows • 44. Vice It • 45. The Burnout Inferno • 46. Back From Blind • 47. End Of The Chrysalis Age • 48. God Is Dead • 49. The Lost Agent • 50. The Six Fullbringers
51. Love me Bitterly Loth me Sweetly • 52. End of Bond • 53. The Deathberry Returns 2 • 54. Goodbye to Our Xcution • 55. The Blood Warfare • 56. March Of The Starcross • 57. Out Of Bloom • 58. The Fire • 59. The Battle • 60. Everything But The Rain
61. THE LAST 9DAYS • 62. HEART OF WOLF • 63. HEAR, FEAR, HERE • 64. DEATH IN VISION • 65. MARCHING OUT THE ZOMBIES • 66. SORRY I AM STRONG• 67. BLACK• 68. THE ORDINARY PEACE• 69. AGAINST THE JUDGEMENT• 70. FRIEND
71. BABY, HOLD YOUR HAND • 72. MY LAST WORDS • 73. BATTLE FIELD BURNING • 74. THE DEATH AND THE STRAWBERRY

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.