Fandom

Bleach Wiki

Shigekuni Yamamoto Genryūsai/Historia

< Shigekuni Yamamoto Genryūsai

2.780páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir


Historia

En torno a unos 2000 años antes de los eventos principales narrados en la serie,era instructor principal de la "Escuela Genji". Fue durante esos años donde conoció a su ex-teniente y se enfrentó a su Bankai. Durante la batalla, Sasakibe le proporcionó una herida en su frente que se convertiría en una cicatriz.

Hace aproximadamente unos 2100 años Shigekuni Yamamoto-Genryūsai funda la Academia Shinigami con el objetivo de impartir una sólida formación a todas aquellas almas con el poder suficiente como para poder llegar a convertirse en Shinigamis. El propio Yamamoto fue profesor y, en cierto momento de la historia, llegó a ser el instructor personal de Syunsui Kyōraku y Jūshirō Ukitake, que acabarían por convertirse en los primeros capitanes del Gotei 13 que llegaron a graduarse en la Academia. Aproximadamente hace 1000 años, Yamamoto se convierte en el Comandante General del Gotei 13, cargo que ocupó hasta el momento de su muerte en manos de Yhwach junto con el título de Capitán de la 1ª División.

En algún punto de sus 1000 años en el servicio en el Gotei 13, Yamamoto tuvo una confrontación supuestamente con el Líder del Wandenreich, al cual no logró matar.

Hace 110 años, y a consecuencia del ascenso de Kirio Hikifune a la Guardia Real, el puesto de líder de la 12ª División quedó temporalmente vacante. Como les explica Yamamoto a los capitanes de aquel entonces en una reunión especial, se tramitó la candidatura del 3º Oficial de la 2ª División, Kisuke Urahara, al contar con la recomendación de Yoruichi Shihōin.

Con Yamamoto y otros capitanes de testigo (en el anime son Yachiru Unohana y Ginrei Kuchiki), Urahara supera de forma satisfactoria la prueba de aptitudes y acaba formalizándose su nombramiento como nuevo Capitán de la 12ª División. Diez años después de estos sucesos, Yamamoto vuelve a convocar a los capitanes del Gotei 13 con motivo de las misteriosas desapariciones del Capitán de la 9ª División, Kensei Muguruma, y su Subcapitana, Mashiro Kuna. En sus propias palabras, el Gotei 13 se encuentra en una situación crítica y se requieren medidas drásticas, por lo que tiene en mente enviar hacia el lugar donde se perdió el rastro de Kensei y Mashiro a cinco capitanes.

Investidura de Urahara.jpg

Investidura de Urahara como Capitán de la 12ª División

Un exaltado Urahara solicita a Yamamoto ser uno de los enviados, ya que poco tiempo antes su Subcapitana Hiyori Sarugaki había partido hacia el mismo sitio, mas el Comandante General se niega en redondo y selecciona a los Capitanes de las divisiones 3ª, 5ª y 7ª, Rōjūrō Otoribashi, Shinji Hirako y Love Aikawa. Así mismo, ordena a Yoruichi que se disponga a entrar en acción en cualquier momento, mientras que Ginrei, Kyōraku y Ukitake organizan la defensa del Seireitei y Unohana se encarga de disponer de los medios necesarios para llevar a cabo posibles tratamientos médicos de emergencia.

Para completar el equipo, Yamamoto convoca a los líderes de la misteriosa División de Kidō, Tessai Tsukabishi y Hachigen Ushōda, pero Kyōraku interrumpe la disertación del anciano Shinigami preguntándole si no sería demasiado arriesgado enviar a la vez a los dos máximos responsables de la División de Kidō, sin saber a qué se están enfrentando. Al preguntarle Yamamoto qué hacer según su opinión, Kyōraku sugiere que Tessai se mantenga a la espera y, en su sustitución ingrese en el equipo de investigación su subcapitana, Risa Yadōmaru, algo a lo que acaba accediendo el Comandante General. Todos los Shinigamis acabarían sufriendo la Hollowficación y, ayudados por Urahara, Tessai y Yoruichi, acabarían refugiándose en el mundo de los vivos, siendo dados por muertos por la Sociedad de Almas.

Sinopsis

Saga de la Sociedad de Almas

La primera aparición de Yamamoto se produce durante la reunión de capitanes en la cual se reprende a Gin Ichimaru por haber dejado escapar al Ryoka Ichigo Kurosaki. Después de calmar los ánimos de los siempre beligerantes Kenpachi Zaraki y Mayuri Kurotsuchi, Yamamoto le pide explicaciones a Ichimaru, mas éste le dice simplemente que no tiene nada que decir y que no va intentar justificar su falta de cuidado.

El Comandante General decide que Ichimaru debe ser castigado, pero entonces suena la alerta de llegada de intrusos y, al marcharse Kenpachi a toda prisa en busca de una nueva presa, Yamamoto da la reunión por finalizada, afirmando que ya habrá tiempo de decidir qué hacer con Ichimaru. Tras ello, Yamamoto no vuelve a tomar parte en los eventos hasta el momento mismo de la ejecución de Rukia Kuchiki en el Sōkyoku. Antes de ordenar activar el arma ejecutora, el Comandante General del Gotei 13 le pregunta a Rukia si tiene unas últimas palabras que decir, a lo cual la Shinigami le solicita clemencia para Ichigo Kurosaki y sus amigos, que han invadido el Seireitei con el único propósito de rescatarla. Yamamoto afirma concederle su última voluntad, aunque sólo lo hace para que Rukia pueda morir en paz, ya que en realidad no tiene la menor intención de cumplir lo que se le ha pedido.

Yamamoto contempla con una mezcla de curiosidad y sorpresa a Ichigo, que llega en el momento oportuno de salvar a Rukia del golpe final que le asestaría la forma liberada del Sōkyoku, el pájaro de fuego Kikō'ō. Seguidamente, se produce la destrucción del Sōkyoku, en la cual participan inesperadamente también los Capitanes Kyōraku y Ukitake, también decididos a salvar a Rukia.

Después de enviar a Chōjirō Sasakibe en pose de Ichigo, Yamamoto se encara con sus dos antiguos alumnos, afirmando que mientras que los subcapitanes son fácilmente reemplazables en caso de traición, no puede pasar por alto un hecho de alta traición como el que acaba de presenciar.

No obstante, antes de que pueda llegar a producirse el enfrentamiento, Kyōraku y Ukitake se escapan hacia un lugar más apartado donde poder luchar con Yamamoto sin poner en peligro las vidas de los demás presentes. El Comandante General ya se encuentra en el lugar elegido, y comenta que no suele perseguir a menudo a los "jovenzuelos" para castigarles. Con una sola mirada y a la vez que despliega su abrumadora presión espiritual, Yamamoto provoca que Nanao Ise esté a punto de morir asfixiada, forzando a Kyōraku a llevársela de allí y ponerla a salvo.

Yamamoto muestra su Zanpakuto.jpg

Yamamoto muestra su Zanpakutō

Después de haber regresado Kyōraku, Yamamoto rememora los años en la Academia de los dos capitanes, afirmando haberse sentido siempre orgulloso de los dos, de lo bien que se complementaban y de lo poderosos que eran, llegando a considerarlos como si fuesen sus propios hijos.

Sin embargo, después de lo que acaba de ver, Yamamoto afirma que ya es tarde para cualquier tipo de explicación, y conmina a Kyōraku y a Ukitake a echar mano de sus Zanpaku-tō. Aunque los dos capitanes le obedecen, se muestran remisos a atacarle y tratan de hablar con él, pero éste les hace callar y les responde que él siempre ha enseñado que no debe existir compasión alguna hacia aquellos que se oponen a la justicia.

Kyōraku le dice entonces a Yamamoto que lo que han hecho ellos ha sido seguir su propio sentido de la justicia, y Ukitake completa su alegato manteniendo que, gracias a sus enseñanzas, han comprendido que deben defender sus ideales con todo lo que tienen. Yamamoto les responde que la noción de la justicia individual nunca puede anteponerse a la justicia global y, cansado de hablar, se retira su haori y la parte superior de su uniforme a la vez que libera su shikai.

Viéndose en una tesitura tan complicada, Kyōraku y Ukitake no tienen más remedio que liberar sus propias Zanpaku-tō, ante lo cual el Comandante General se recrea en los dos admirables shikai, únicos en la Sociedad de Almas por ser las únicas Zanpaku-tō con forma de espadas gemelas. A continuación, los contendientes se lanzan el uno sobre el otro y provocan una explosión de poder espiritual, dando por iniciada la batalla.

El combate es interrumpido de súbito en un momento en que Yamamoto aún se encuentra totalmente ileso mientras que Kyōraku y Ukitake tienen algunas heridas superficiales, con motivo del anuncio de Isane Kotetsu de los terribles descubrimientos que han hecho ella y la Capitana Unohana. El Capitán de la 5ª División, Sōsuke Aizen, era un traidor que había asesinado a la Cámara de los 46 y se había aprovechado del caos provocado por los Ryoka para fingir su muerte y ultimar los detalles de su plan, para el cual requería de la muerte de Rukia Kuchiki para extraer de su alma la joya Hōgyoku, un artefacto capaz de mezclar las esencias de un Shinigami y de un Hollow.

Aliado con los Capitanes Ichimaru y Tōsen, Aizen logra tener en sus manos la Hōgyoku sin matar a Rukia pero antes de que pueda hacer algo más, Yamamoto y el resto de altos miembros del Gotei 13 que se encuentran en estado de combatir regresan a la cima del Sōkyoku y rodean a los tres traidores. Sólo la llegada de una horda de Gillian logra poner a salvo a Aizen y sus aliados, por medio de su técnica de la Negación. Yamamoto advierte a los otros Shinigamis de que la Negación impedirá que los tres capitanes puedan resultar dañados, y no tiene más remedio que contemplar junto al resto la partida de Aizen, que ha logrado su principal objetivo.

Saga Bount (sólo en anime)

Durante los primeros ataques de los Bount y su posterior invasión al Seireitei, Yamamoto juega poco papel, aparte de enviar a un grupo de Shinigamis al mundo de los vivos a ayudar a Ichigo Kurosaki y ordenar a Byakuya Kuchiki que vigile los movimientos de Mayuri Kurotsuchi, ya que comienza a sospechar que podría tener un interés particular en lograr que los Bount lograsen sus objetivos.

En una reunión con los capitanes a raíz de la llegada de los Bount a la Sociedad de Almas, les pone al tanto de las nuevas circunstancias y les relata la historia de esta raza de humanos. Después de ello, Yamamoto permanece en su cuartel general junto a Komamura, mientras Ichigo, sus amigos y otros Shinigamis derrotan a los Bount supervivientes.

Saga Arrancar

SA - Hitsugaya y Yamamoto.jpg

Yamamoto se comunica con Hitsugaya en el mundo de los vivos

A raíz de la misión de reconocimiento en Karakura llevada a cabo por Ulquiorra Cifer y Yammy Llargo siguiendo las directrices de Aizen, el Comandante General Yamamoto convoca una nueva reunión de capitanes y, a la vez que comienza los preparativos para el enfrentamiento definitivo, envía una avanzadilla de Shinigamis a Karakura comandada por Tōshirō Hitsugaya, Capitán de la 10ª División.

Después de haber repelido satisfactoriamente un ataque de Arrancar que no había sido ordenado por Aizen, Yamamoto se pone en contacto con Hitsugaya y le revela que las investigaciones dirigidas por Ukitake han dado sus frutos y han logrado averiguar cuáles son los propósitos de su enemigo.

Al parecer, no habrá guerra hasta el invierno, cuando la Hōgyoku funcione sin restricción alguna, momento en el cual Aizen procederá a destruir la ciudad de Karakura con todos sus habitantes, un paso imprescindible para poder crear una Ōken, un legendario objeto que se encuentra en un lugar sólo conocido por Yamamoto y que permite acceder a la dimensión donde habita el Rey de la Sociedad de Almas y la Guardia Real. Seguidamente, Yamamoto permite a Momo Hinamori hablar con Hitsugaya, pero al ver que aún no ha superado el choque emocional causado por la traición de Aizen, la interrumpe dejándola fuera de conocimiento por medio de un silencioso encantamiento de Kidō.

Un mes después de estos sucesos, se pierde el rastro de Orihime Inoue cuando ésta cruzaba el dangai de camino al mundo de los vivos. Cuando Ichigo revela haber sentido la presencia de Orihime y estar convencido de que ella curó sus heridas más recientes, Yamamoto llega a la conclusión de que la muchacha ha traicionado a la Sociedad de Almas y no sólo rehúsa ayudar a Ichigo Kurosaki a ir al Hueco Mundo en busca de su amiga, sino que también se opone a que éste vaya allí.

Rukia y Renji están dispuestos a seguir a Ichigo al Hueco Mundo aunque sea oponiéndose al mismísimo Yamamoto, mas éste había considerado tal eventualidad con antelación, y ordena ir al mundo de los vivos a Byakuya y a Kenpachi, con la orden de traer de vuelta a todo el grupo de Hitsugaya y prepararse en la Sociedad de Almas para la inminente batalla.

Aunque Ichigo no lo sabría hasta un tiempo después, Yamamoto ordenó a las pocas horas que se dispusiesen los preparativos finales para el enfrentamiento con Aizen, para lo cual se puso en contacto con Kisuke Urahara y dispuso que éste trasladase la ciudad de Karakura a las afueras del Rukongai, a la vez que establecían una copia vacía de la ciudad en el mundo de los vivos, que sería el escenario de la lucha entre la Sociedad de Almas y los Arrancar dirigidos por Aizen. Mientras que el grueso de capitanes y subcapitanes va a Karakura, Yamamoto envía al Hueco Mundo a Unohana, Byakuya, Kenpachi y Mayuri, como fuerzas de refuerzo para Ichigo y sus amigos.


Saga del nuevo Capitán Shūsuke Amagai (sólo en anime)

Yama2.jpg

Reunión de Capitanes

Yamamoto preside el nombramiento de Amagai como Capitán de la 3ª División. Sin embargo, Shūsuke aprovecha su posición para intentar tomar venganza sobre el Capitán General, creyendo que había matado a su padre, Kisaragi Shin’etsu. Pero en realidad, Kisaragi fue enviado a una misión para investigar el clan Kasumioji y fue capturado por Kumoi, para luego ser usado como sujeto de prueba de las Bakkōtō. Cuando Kisagi fue poseído por la Bakkōtō, Yamamoto le mató para poner fin a su sufrimiento. Amagai, después de matar a Kumoi, ataca al Capitán General usando su Bakkōtō para evitar que Yamamoto utilice su Shikai. Mientras que el viejo está indefenso, Ichigo llega y lucha contra el Capitán de la 3ª. Sin embargo, a pesar de que Amagai está a punto de morir y es superado por Ichigo, consigue atacar a Yamamoto. Pero después de que Yoruichi y el mismo Capitán General revelen la verdad sobre la historia de su padre, Amagai se suicida para expiar sus crímenes.

Saga de la Batalla de Karakura

Nada más llegar al mundo de los vivos Aizen se percata de que no está ante la verdadera ciudad de Karakura, pero no se preocupa por este hecho y se dispone a acabar con las fuerzas de un Gotei 13 que ya han sido mermadas a la mitad. Con el propósito de eliminar en primer lugar a los Espada, Yamamoto libera su shikai y rodea a Aizen, Ichimaru y Tōsen de un muro de fuego que les mantendrá prisioneros de forma temporal.

Bleach - 226 - Large 04.jpg

Yamamoto Vs Ayon

Ante esta eventualidad, Baraggan Luisenbarn toma las riendas y ordena a cuatro miembros de su Fracción destruir los pilares que mantienen la auténtica Karakura a salvo en la Sociedad de Almas. Sin embargo, Yamamoto ya había pensado en esa posibilidad y había designado como custodios de esos lugares a cuatro guerreros de élite: Iduru Kira, Shūhei Hisagi, Ikkaku Madarame y Yumichika Ayasegawa. Después de finalizar los combates en los pilares, que resultan en la derrota de los cuatro Arrancar enviados por Baraggan, Yamamoto conmina al resto de capitanes y subcapitanes a comenzar las luchas.

Ayon split.png

Allon cortado por el nadegiri de Yamamoto

Yamamoto se mantiene al margen de los enfrentamientos hasta que cuatro subcapitanes son gravemente heridos por Ayon, la "mascota" de la Fracción de Tier Harribel. Inesperadamente, el Comandante General perfora el lado izquierdo del pecho de la monstruosa criatura, pero al sobreponerse Ayon a un golpe así y comenzar a crecer hasta adquirir gigantescas proporciones, Yamamoto comenta algo cansado de su insistencia que deberá castigarlo un poco más, y seguidamente lo parte en dos. Pese a ello, Ayon sigue levantándose y tratando de atacar al anciano Shinigami con todos sus instintos asesinos.

800px-Bleach - 226 - Large 11.jpg

Yamamoto acaba con la Fracción de Harribel

Éste comprende que aquel ser no es natural y sólo se mueve por el deseo de matar, así que corta de raíz su amenaza incinerándolo con su Zanpaku-tō.

Nada más acabar con la bestia, las tres Arrancar responsables de su creación, Emilou Apacci, Franceska Mila Rose y Cyan Sung-Sun, se lanzan sobre Yamamoto en un ataque desesperado aunque las tres ya hayan perdido uno de sus brazos. Yamamoto reconoce la valentía de sus enemigas, y como premio a ello les da un "Leve Tostado", acabando con las tres con un solo golpe. No mucho después, el Shinigami advierte que Harribel se ha propuesto vengar a sus subordinadas enfrentándose a él, mas antes de que pueda hacer nada Tōshirō Hitsugaya interviene, y el combate que se había iniciado entre ellos dos prosigue.

La llegada de Wonderweiss Margela y Fūrā cambia las tornas del devenir de la batalla, al desaparecer la prisión de fuego y ser heridos Ukitake y Kyōraku. Viendo caer a sus alumnos, Yamamoto les llama por sus nombres con una clara y sorprendente preocupación por su estado. Pero los Arrancar apenas sí tienen tiempo de disfrutar de la ventaja que han adquirido sobre los Shinigamis, ya que inmediatamente después hacen su aparición los Visored, a los que se había dado por muertos un siglo atrás.

830px-Oldman caught aizen.jpg

Yamamoto atrapa a Aizen

El propio Yamamoto no oculta su sorpresa al ver llegar a Hirako y los demás, pero se repone con velocidad y se encara con el líder de los Visored, dispuesto a luchar personalmente con él al oírle decir que no le importa lo más mínimo la suerte del Gotei 13.

Hirako no se deja intimidar por la actitud de Yamamoto y, aunque incide en que no son aliados de la Sociedad de Almas, al menos tienen un enemigo común y, en prueba de su amistad con Ichigo Kurosaki, están decididos a unir sus fuerzas contra Aizen, algo que deja bastante pensativo al Comandante General acerca del Shinigami sustituto.

A partir de entonces, Yamamoto deja de intervenir en los combates y sólo vuelve a hacerlo cuando el resto de sus aliados han sido derrotados por Aizen en persona, momento en el cual el Comandante General hace denotar su presencia por medio de una enorme columna de fuego.

Aizen señala a Yamamoto que se ha decidido a combatir con él demasiado tarde, ya que ha perdido su última oportunidad de llegar a suponer una amenaza para él y si resultase derrotado el Gotei 13 entero se desmoronaría. Sin inmutarse, Yamamoto le pregunta a Aizen si de veras cree que podrá alcanzarle a su nivel actual, ante lo cual el capitán traidor le señala irónicamente que ya lo ha hecho y, por medio de un juego de velocidad, atraviesa a Yamamoto en el vientre con su Zanpaku-tō.

Sin resentirse por el dolor, Yamamoto sujeta con todas sus fuerzas el brazo con el que Aizen sostiene su Zanpaku-tō, convencido de que no se trata de una ilusión, y le revela a su enemigo que ha caído en la trampa que le ha tendido y en la cual él mismo es el cebo principal.

El Comandante General del Gotei 13 se ha propuesto acabar con Aizen con su técnica Ennetsu Jigoku, aunque para ello deba inmolarse a sí mismo y a todos los Shinigamis que yacen en las cercanías, pero de súbito aparece a sus espaldas el Arrancar Wonderweiss en su forma de resurrección. Yamamoto reacciona con celeridad y ataca a Wonderweiss, pero éste detiene con sus manos el filo de la Zanpaku-tō y golpea a su adversario con tal fuerza que choca contra el suelo de la ciudad.

El anci
Wonderweiss Sellando a Ryujin Jakka.jpg

Wonderweiss deteniendo el ataque de Yamamoto.

ano Shinigami se repone en cuestión de unas décimas de segundo, pero observa con sorpresa que las llamas de Ryūjin Jakka desaparecen, a lo cual Aizen le señala que ya sabía con antelación que su fuerza no era comparable con la del líder del Gotei 13, y por ello había creado por medio de la Hōgyoku a Wonderweiss, un Arrancar modificado con el único propósito de anular los poderes de su Zanpaku-tō.

Aunque Yamamoto queda desconcertado por el curso de los acontecimientos, con su simple fuerza bruta y habilidades de lucha cuerpo a cuerpo demuestra a Aizen que no sólo es un peligroso enemigo por su Zanpaku-tō, y se vanagloria de ser el Shinigami más poderoso jamás nacido en los últimos siglos, razón por la cual ha sido el Comandante General del Gotei 13 durante mil años.

Con un potente puñetazo, Yamamoto abre un boquete en el cuerpo de Wonderweiss y se lanza a descargar un nuevo golpe
830px-Wonderweiss&#039; many arms.jpg

Wonderwiess atrapa a Yamamoto.

a Aizen, mas de nuevo regresa el Arrancar al campo de lucha, al contar con la regeneración instantánea entre sus habilidades. Viendo la insistencia de Wonderweiss, Yamamoto decide adoptar medios aún más drásticos, y tras recibir un ataque múltiple de su enemigo que le provoca unas pocas heridas superficiales, le parte sus dos brazos principales y descarga sobre él sus dos puños en lo que él llama técnica Sōkotsu.
Sokotsu.jpg

Yamamoto utilizando el Sokotsu

Luego de que Wonderweiss recibiera esta técnica queda partido a la mitad y muere y Yamamoto encara nuevamente a Aizen. El capitán traidor dice que Wonderweiss tenía la habilidad de sellar a Ryūjin Jakka y que ya no podrá usarla en el futuro, pero también le pregunta dónde cree que fueron las llamas de Ryūjin Jakka que el Comandante General había creado antes de la resurrección del Arrancar.

Yamamoto comprende rápidamente las palabras de Aizen y se da vuelta para ver a Wonderweiss, que, efectivamente, era quién contenía las llamas, las cuáles explotarían, pues es parte de la habilidad de la Zanpaku-tō del Comandante hacer explotar las llamas que crea.
Ittokaso.gif

Yamamoto utilizando el hadō #96 Ittou Kasou

Entonces el Capitán, para hacer la explosión más pequeña, se lanza hacia ella y queda muy mal herido. Cuando Aizen va a darle el golpe final, Yamamoto lo sujeta y lo hiere con el Hadō 96, que según Aizen es el Kidō del sacrificio. (Debido a Este Kidō pierde el Brazo y ni siquiera Orihime podría restaurarlo, como se ve en el anime).

Kenpachi, byakuya y kyoraku regañados por yamamoto.PNG

Yamamoto regañando a Byakuya, Kyoraku y Kenpachi por perder sus haoris

10 días después de la batalla en Karakura, se ve a Yamamoto ya saludable y sin su brazo izquierdo, debido al Kidō de sacrificio, en los cuarteles de su división regañando a Kenpachi, Byakuya y Kyōraku por haber perdido sus haori de capitán. Byakuya le dice que no se preocupe que solo es "Tela Barata" y que pagara por ella.

Yamamoto les dice que ese no es el problema y que además la victoria no era el todo en una batalla. Por último les pregunta que creen que son las capas de Capitán, a lo cual Kenpachi responde que es una molestia, Byakuya responde que es una baratija y Kyōraku en forma dudosa responde que es moda. y hacen que el Capitán Comandante se enoje aún más. Afuera del cuartel Ukitake junto con Sentarō y Kiyone, estaba feliz de que Yamamoto ya se encuentre bien y agrega a eso que es bueno porque aún no hay shinigami que sea capaz de reemplazarlo.

Saga de la Historia Alterna de las Zanpaku-tō (sólo en anime)

640px-Yamamotos Barrier.jpg

Barrera de Yamamoto

Vemos por primera vez a Yamamoto cuando las manifestaciones de Katen Kyōkotsu, Minazuki y Sōgyo no Kotowari se aproximan a las oficinas de la 1ª División, mientras él está haciendo papeleo. En ese momento no se ve lo que ha pasado, pero más tarde, Muramasa detalla que Yamamoto ha sido sellado por las tres Zanpaku-tō, después de que Ryūjin Jakka rechazara unirse a sus fuerzas. Más tarde vemos a Yamamoto dentro de una pirámide a la cuál las tres Zanpaku-tō están vertiendo energía, haciendo que Yamamoto libere llamas para hacerlos retroceder.

Después de descubrir dónde está retenido el Capitán General, Zaraki, Syunsui, Ukitae, Yoruichi e Ichigo proceden a entrar dentro de las cuevas subterráneas de la Sociedad de Almas para rescatarlo. Finalmente Ichigo llega a la cámara donde se encuentra Yamamoto inconsciente dentro de la barrera con llamas, siendo imposible acercarse. Entonces Ichigo decide romper dicha barrera y liberar al anciano. A continuación Kurosaki empieza a combatir contra Muramasa, que le provoca para que use su máximo poder. Finalmente Ichigo le da lo que le estaba pidiendo y usa su Getsuga Tenshō al máximo nivel posible (con Bankai y Máscara de Hollow), provocando una gran explosión. Cuando el polvo se disipa, Yoruichi, Ichigo, Syunsui y Ukitake están presentes para ver como la barrera se rompe. Syunsui se da cuenta de que Muramasa ha combinado su poder con el ataque de Ichigo hacia la barrera para conseguir romperla. Entonces todos se dan cuenta de que estaban equivocados al pensar que había sido Muramasa quien había colocado esa barrera alrededor de Yamamoto. Lo que había sucedido es que había sido el propio Capitán General quien se había puesto esa protección.

Ryujin Jakka and Shinigami.jpg

Ryūjin Jakka y los Shinigamis

Yamamoto se despierta y comenta que han perdido esta “ronda”. Luego usa su Shunpo y se mueve al lado de ellos. El Capitán General explica que Muramasa intentó entrar a su mundo interno para controlar el espíritu de su Zanpaku-tō como hizo con los demás. Muramasa confirma su explicación, comentando que poniéndose una barrera y entrando en un estado de inconsciencia, Yamamoto se aseguró de que no pudiera entrar en su mente. De hecho, había hecho salir los espíritus de los demás Shinigamis, y había provocado la “Rebelión de las Zanpaku-tō” para conseguir su objetivo final. Entonces Yamamoto y los demás observan como unas enfurecidas Katen Kyōkotsu y Sōgyo no Kotowari se lanzar a atacar a Muramasa por su traición y por manipularlos. Pero entonces todos se sorprenden al ver como una gran pared de llamas incinera a los dos espíritus, cosa que les demuestra que Muramasa ha tomado el control de Ryūjin Jakka. Finalmente Muramasa escapa, dejando a Ukitake preguntando a Yamamoto qué es Muramasa. El Capitán General le dice que se trata de una Zanpaku-tō con habilidades de parásito. Entra en la Zanpaku-tō del enemigo y la usa como sea necesario. Yamamoto les dice que el Gotei 13 debe pararle.

Mientras el grupo está atrapado en las llamas de Ryūjin Jakka, Yamamoto comenta que Muramasa es la Zanpaku-tō de Kuchiki Kōga, un Shinigami rebelde que una se puso en contra de la Sociedad de Almas. Kōga fue sellado en Karakura, y el Capitán General explica que el sabía romper el sello que estaba colocado en él, cosa que ahora también sabe Muramasa. Después de enviar a Ichigo a Karakura para frenar al enemigo, Yamamoto decide que es hora de castigar a su Zanpaku-tō.

Saga de la Invasión Armada al Gotei 13 (sólo en anime)

Cuando Yamamoto es notificado de la situación concerniente a la desaparición de los tenientes, él llama al capitán de la 12 División, Mayuri Kurotsuchi a su oficina para que de su opinión sobre lo que está ocurriendo.

Después de escuchar la explicación de Mayuri, el Capitán comandante Yamamoto organiza una reunión urgente de capitanes, en la reunión Mayuri explica que existe un desorden del tiempo en el Dangai que necesita ser estudiado para determinar cuál es la causa. Yamamoto acepta y dice que Mayuri estará a cargo de la unidad del Dangai y le ordena a Kenpachi Zaraki que lo acompañe por seguridad. Cuando los dos discuten acerca de sus posiciones, Yamamoto los interrumpe en su discusión, asignando a Byakuya Kuchiki, Renji Abarai y Hitsugaya Tōshirō para que los asistan en su misión.

Yamamoto 678.png

Yamamoto se reusa a perder

Cuando Byakuya, Renji y Hitsugaya regresan de su viaje del Dangai, ellos presentan un objeto a Yamamoto, informándole que lo encontraron en el sitio en donde deberían haberse reagrupado, diciendo que Mayuri y los demás no fueron vistos en ese lugar. Cuando muchos de los miembros del Gotei 13 escaparon del Dangai al mundo humano, Yamamoto convoca una reunión de capitanes en la sociedad de almas, inadvertido de que muchos capitanes era reigai.

Después el es visitado por Ukitake y Kyōraku quienes se revelan a sí mismos como reigai al tratar de atacarlo por sorpresa en su oficina. Sin embargo, Yamamoto evade su ataque y les revela que el podía sentir su instinto asesino y que no perderá con jovencitos como ellos. Ellos continúan su batalla con varias técnicas con Yamamoto sorprendiéndose en cuan similares eran estos reigai a los originales.

A través de la pelea los tres reciben heridas de sus ataques, los reigai de Ukitake y Kyōraku caen del cielo, muy heridos por la batalla, Yamamoto le dice que son unos tontos por querer pensar que él se había debilitado por sólo tener un brazo cuando ellos luchan contra sus llamas.

Yamamoto decide matarlos después de que ambos reigai insisten en que tienen sus propias creencias que difieren de los originales debe seguir siendo un secreto, el reigai de Retsu Unohana aparece en escena y cura a los dos reigai pero Yamamoto insiste en que sigue siendo una lucha a muerte, independientemente de su presencia y sigue luchando.

Yamamoto atrapando a los Reigai.png

Yamamoto atrapando a los Reigai en su Ennetsu Jigoku

Cuando la pelea continua, el reigai de Ukitake ataca a Yamamoto, el logra estrellar al reigai contra una pared de roca antes de los ataques de Kyōraku. Yamamoto lo evade usando shunpo y reaparece justo detrás del reigai pateándolo contra una pared.

Ukitake se lanza contra Yamamoto, a lo cual el comandante responde lanzándose contra él y agita a Ryūjin Jakka hacia adelante, pero Ukitake mueve a Sōgyo no Kotowari en un ángulo que atrapa a Ryujin Jakka en la punta de gancho en la parte posterior de su espada. Entonces Yamamoto activa la habilidad de Ryujin Jakka, enviando a un herido Ukitake a volar.

Cuando el humo se aclara, Yamamoto ve que el reigai Unohana ha curado a Ukitake y Kyōraku. Yamamoto los llama "malditos niños", liberando rápidamente su imponente reitasu. La batalla surge cuando Kyōraku ataca y Yamamoto lo aleja usando una ráfaga de fuego, forzando a Ukitake en ir a la defensiva.

Kyōraku reaparece usando Bushōgoma. Yamamoto rompe el ataque, obligando a los reigais a volver una vez más con Unohana para que los cure. Ella comenta que su reiatsu se esta drenando lentamente y pronto no tendrá lo suficiente para continuar la pelea. En respuesta el comandante levanta su reiatsu, cuando los reigai atacan de nuevo, el golpea su Zanpaku-tō en el piso, atrapándolos a todos en su técnica Ennetsu Jigoku.

Unoha yamamoto.png

Yamamoto le da ordenes a Renji

La capitana Unohana llega para apoyar al Comandante Yamamoto en su batalla contra los reigai, Unohana le dice que deben retirarse y reagruparse, ya que el Gotei 13 se vendría abajo sin él.

Después, mientras recibe tratamiento de Unohana en un templo del mundo humano, Yamamoto le pregunta a Renji Abarai acerca de la situación, Renji reporta que han perdido contacto con los otros capitanes y dice que es difícil de creer que los capitanes fueran derrotados tan fácilmente, sugiriendo que la señal que Urahara recibió haya sido incompleta. Yamamoto le dice al teniente que no hay necesidad de consuelos. Señalando que las únicas personas listas para combatir son los tenientes y el grupo de Ichigo en el mundo humano, expresando que deben estar preparados para una invasión.

La capitana Unohana dice que ha notado una gran aparición de hollows en el mundo de los vivos, Yamamoto explica que esto es debido a que el balance de poder entre la sociedad de almas y el mundo humano ha sido trastornado.

Genryusai le dice a Renji que proteger al mundo humano de los Hollows es importante, pero no deben darle a Kageroza la oportunidad de invadir, después de que Renji se va, unohana se dirige a Yamamoto, el comandante le dice que ella no tiene que decirlo, cuando el cede a que la capitana le cure sus heridas.

YamamotoRe.png

Yamamoto encargándose de la situación

Después de recuperarse, Yamamoto llega a tiempo para salvar a sus subordinados del reigai de Byakuya Kuchiki con un poderoso brote de llamas que derrota fácilmente al reigai.

Luego de aterrizar, se pregunta acerca de Nozomi, rápidamente dejando en claro que no está interesado en su identidad más allá de ser un Alma Modificada. Antes de que pudieran hablar más sobre esto, los Reigai de Ukitake y Kyōraku aparecen.

Yamamoto insiste en que todos se mantengan al margen de la pelea, pero Nozomi, determinada a no dejar que alguien más salga herido por protegerla, se lanza a luchar contra los reigai, provocando que Ichigo luche también para ayudarla. Mientras Yamamoto observa y se molesta por su conducta imprudente, el reigai de Unohana aparece y atrapa a Yamamoto es múltiple hechizos Bakudō de alto nivel. A pesar de este esfuerzo, Yamamoto casi sin esfuerzo se libera de su aprisionamiento de Kido con una enorme erupción de llamas de reitasu.

Kager.png

Kageroza atacando a Yamamoto

Cuando los tres capitanes reigai se preparan para luchar con yamamoto, Kageroza aparece para encargarse de la pelea, convencido de que Yamamoto ya se ha debilitado lo suficiente.

Después de una breve lucha, Ichigo le advierte al comandante del shikai de Kageroza, yamamoto remarca que ya sabía de la habilidad especial de Inaba, Nozomi se ofrece para hacer una distracción, lo que permitiría una apertura para atacar. Antes de que ella ataque, Yamamoto le da secretamente algo de su reiatsu al shikai de Nozomi. Entonces ella ataca a Kageroza quien fácilmente evade sus ataques.

Encontrando la apertura que necesitaba, Yamamoto ataca con una poderosa ráfaga de fuego. Kageroza la mira y reacciona rápidamente. Sin embargo, Ichigo también se lanza a atacar por su cuenta.

Cuando la explosión se asienta, Kageroza sale ileso explicando que como no podía negar y copiar sus ataques al mismo tiempo, en vez de ello el copio la habilidad de absorción de Nozomi y la uso para hacerle frente a los ataques de Yamamoto e Ichigo. Kageroza luego libera toda la energía que recolecto de ambos, solo para que Nozomi aparezca en frente del comandante intentando absorber la ráfaga de Kageroza.

Yama 678.png

Nozomi le pregunta a yamamoto porque la salvo

La espada de Nozomi es incapaz de absorber esas grandes cantidades de energía a la vez y se rompe. Antes de que la ráfaga de energía pueda golpearla, Yamamoto interviene, empujándola a un lado y lucha contra la ráfaga. Las explosiones en colisión estallan y lanza a los dos al suelo.

Gravemente heridos, Nozomi le pregunta por qué la salvó después de expresar su desaprobación hacia ella por ser un alma modificada. Yamamoto dice simplemente que su orgullo no le permitirá ser salvado por una niña y entonces se derrumba.

Poco después, Kageroza emerge, herido pero aun capaz de luchar. Cuando él intenta llevarse a Nozomi, Yamamoto recobra la conciencia y lanza una ráfaga de fuego hacia él. Dándole a Nozomi la oportunidad de escapar, Kageroza va tras ella, pero Yamamoto está demasiado débil para seguirlo. Luego es llevado a la base temporal shinigami para el tratamiento de sus heridas. Aunque esta estable, Unohana afirma que Yamamoto no podrá reincorporarse a la lucha por un tiempo.

Yamamoto conclusion Reigai.jpg

Yamamoto observa la técnica de Yushima Renzan Hajokuri

Después de que Yushima comienza su fase final, usando su técnica Renzan Hajokuri para producir una gigantesca estructura que comienza a absorber el reishi de toda la sociedad de almas para destruirla.

Yamamoto hace una aparición oportuna, produciendo un masivo Danku para repeler una de las potentes ráfagas de energía que produce la enorme estructura.

Antes de que los shinigami puedan actuar en contra de la destructiva técnica, los Reigai se les aproximan. El Reigai de Ukitake revela que sus acciones son proteger a la sociedad de almas a su manera. Los Reigai entonces se van para detener el plan caótico de su creador dando sus vidas en el proceso.

Saga del Agente Perdido

Yamamoto y kisuke.png

Yamamoto acepta la propuesta de Urahara de restaurar los poderes de Ichigo

Durante una reunión con los capitanes en las oficinas de la primera división, Urahara pide ayuda para restaurar los poderes de Ichigo. Yamamoto le dice a Urahara que se aproxime con la espada especial que el ha estado usando para ese propósito.

La capitana Unohana le pregunta si él intenta ayudar a lo cual el comandante responde que todos fueron salvados por Ichigo y ahora es su turno de salvarlo, independientemente de que tal acción vaya en contra de todas las reglas sería una vergüenza no ayudar a alguien quien los ha ayudado tanto, así que ordena a todos los capitanes y tenientes poner su reiatsu en la espada.

Saga de la Guerra Sangrienta de los Mil Años

777.jpg

Yamamoto recibe la llegada del Wandenreich.

El Capitán Comandante hace su aparición, mientras pide los reportes, de lo ocurrido en el Rukongai, a las divisiones 9 y 11. En ese momento aparecen unos extraños sujetos, que visten unas largas gabardinas, unas mascaras negras y unas boinas de color blanco; que viene a declararse en pie de guerra contra el Gotei 13.

Los misteriosos hombres le dicen a Yamamoto que fue muy descuidado de su parte dejar su recámara completamente desprotegida. Yamamoto les responde que no deberían de subestimarlo pues las medidas de seguridad para su protección, son él mismo.

Para demostrar que no están jugando con sus declaraciones, una flecha de gran tamaño con su Subcapitán, Chōjirō Sasakibe clavado en ella entra en la habitación haciendo reaccionar al anciano. Uno de los hombres entonces le responde a Yamamoto que en menos de cinco días, la Sociedad de Almas será completamente destruida por el Wandenreich.

Ch486Pg6YamamotoMourning.png

Yamamoto llora en el funeral de Sasakibe.

Yamamoto libera a Sasakibe y mira a los hombres enmascarados. Los misteriosos individuos le informan que él puede decir que Yamamoto quiere preguntar quiénes son y que nunca contestarían a pesar de que es fácil de averiguar quiénes son realmente.

Ellos dicen adiós a Yamamoto y se marchan mediante el uso de una sombra, pero Yamamoto trata de detenerlos y libera su Ryūjin Jakka quemando un área grande antes de darse cuenta de que los hombres han logrado escapar, notando que su reiatsu ya ha desaparecido del Seireitei, lo que significa que no se ven afectados por el Shakonmaku. Sasakibe despierta y le dice algo a Yamamoto acerca de los hombres enmascarados y el Bankai. Tiempo después de su muerte, Yamamoto asiste en la cremación de Sasakibe, dando la orden de encender el fuego.

Yamamoto declara la guerra.png

Yamamoto declara que el Gotei 13 se prepare para la guerra.

En la reunión de Capitanes, Yamamoto escucha el informe de Akon sobre los rebeldes que han declarado la guerra a la Sociedad de Almas. Mayuri Kurotsuchi da un paso al frente e informa a los presentes que sus enemigos son Quincy pero él no sabe cómo fueron capaces de invadir. Yamamoto decide que ellos han escuchado lo suficiente y ahora sólo quiere saber dónde se encuentra ubicada su sede.
Mayuri responsabiliza a Yamamoto de la situación actual.jpg

Mayuri responsabiliza a Yamamoto de la situación actual.

Mayuri afirma que ellos no lo saben así que Yamamoto se lamenta de que no puedan invadirlos, pero aún así pide que todos los capitanes presentes se preparen para la guerra, de modo que no estarán desprevenidos para un ataque la próxima vez. Una ves acabada la reunión de capitanes Mayuri se queda conversando con Yamamoto, Mayuri le confirma a Yamamoto que el ordenó a su División que eliminaran a 28.000 ciudadanos del Rukongai para corregir el equilibrio de almas.

Yamamoto le pregunta por qué no pidió permiso dada la gravedad de la situación, ya que se lo habría otorgado. Mayuri responde que él habría tenido que asumir la responsabilidad si las cosas se pusieran peor.

Yamamoto dice que la situación no habría sido tan malo si el Departamento de Investigación y Desarrollo hubiera reportado el problema con antelación, a lo que Mayuri le responde molesto, pues el ya le había informado de esta posible situación cuando los Ryoka.

Yamamamoto vs Doriscoll.jpg

Yamamoto vs Driscoll.

En particular Uryū, se infiltró en la Sociedad de Almas pero fue el propio Yamamoto quién decidió ignorar las advertencias de Mayuri considerándolo un temor infundado. A continuación, acusa a Yamamoto de ser el principal culpable al no haber matado "a aquel hombre hace mil años". Más tarde tras la llegada del Wandenreich al Seireitei se le ve observando desde el edificio de la Primera División la invasión, su Tercer Oficial, Genshirō Ōkikiba aparece para preguntarle si debe ir con él a luchar, Yamamoto le responde que no y le da la orden de quedarse a custodiar el edificio de la Primera División con el objetivo de alejar a los invasores de la prisión subterránea, Muken'.'

Yamamoto aparece justo a tiempo, salvando a Hisagi y se prepara para luchar contra Driscoll Berci. Éste se sorprende al ver que es el Capitán Comandante y se alegra, mientras le dice que lo va a matar con el Bankai de su subordinado, tras empezar su combate Driscoll libera el Bankai de Sasakibe Kōkō Konryō Rikyū, el cual le trae grandes recuerdos a Genryūsai, el Sternritter comienza a atacar a Yamamoto con una grandes y poderosas descargas eléctricas, causándole daño a Yamamoto, Hisagi trata de ayudar al Capitán Comandante pero este lo detiene, entonces menciona que el Bankai de su subordinado no era tan débil, inmediatamente utiliza su shikai atacando a su contrincante quemando gran parte de su cuerpo dañándole el cráneo y la caja torácica causando su muerte al instante.

Luego de derrotar a Driscoll, más furioso que nunca, se dispone a derrotar al ejercito rebelde dirigiéndose al lugar donde se encontraba el Líder del Wandereich, los demás shinigamis al observar la determinación de batalla del Capitán Comandante y tras que el capitán Komamura también diera ánimos de batalla, estos deciden levantarse para hacerle frente a los miembros restantes del Sternritter, luego Yamamoto irrumpe ante el Líder del Wandenreich quien acababa de derrotar a Kenpachi y se disponía a acertarle el golpe final, Yamamoto lo interrumpe revelando su nombre (Yhwach) y diciéndole que va a ser aniquilado.

Yamamoto libera su bankai.jpg

Yamamoto libera su Bankai.

En aquel momento Yamamoto es atacado por tres de los Sternritter (entre los que se encontraba Äs Nödt y NaNaNa Najahkoop) animados también por el hecho de que su líder luchara, pero son fácilmente derrotados por Yamamoto quien los llama estúpidos por entrometerse en la pelea de otros, este se dispone inmediatamente a atacar a Yhwach quien se defiende del primer ataque del enfurecido Capitán Comandante y continua esquivando varios ataques, mencionándole que se había vuelto viejo pero su ira le hacia recordarlo cuando era joven, Yamamoto entonces lanza una poderosa llamarada que obliga a su contrincante a utilizar una espada ,resultando Yhwach herido en su brazo izquierdo, Yamamoto le dice a Yhwach que ahora que tenia su espada afuera podía aplastar su carne, huesos, espada y alma en pedazos y procede a liberar su Bankai Zanka no Tachi.
YJ.jpg

Yamamoto amenazando a Yhwach con su Bankai.

El sirviente de Yhwach subestima el Bankai de Yamamoto considerándolo solo una espada Chamuscada, Yhwach le advierte que no le subestime ya que todo el poder del fuego esta concentrado en esa pequeña espada y que con solo un Espadazo y sera el final. Yamamoto solo sonríe y le dice que el ya había visto el Bankai hace Mil Años y Yhwach pregunta si sera lo mismo, Yamamoto serio le responde que permita que su cuerpo pruebe la espada y así averiguar si en verdad sigue siendo el mismo poder.

Rápidamente Yamamoto Ataca a Yhwach logrando cortar parte de su capa, este ultimo se sorprende de que no brotaran llamas, mientras analiza el Bankai de Yamamoto este le ataca, Yhwach lo esquiva permitiendo que la espada del Comandante toque el suelo, en ese momento una inmensa Grieta se abre, Yhwach descubre lo que ocurre pero es tarde, Yamamoto le Ataca de nuevo y Yhwach esquivándolo por muy poco.

Juha Vs Yamamoto.jpg

Espada de Yhwach es destruida.

En ese momento Yamamoto le explica que todas las llamas de su espada están enfocadas en el Filo, permitiendo que su espada no queme, pero que al contrario destruya sin dejar rastro todo lo que toque. Yamamoto le advierte que ni siquiera su defensa Quincy Blunt Vene podrá hacer efecto. Yhwach subestima de nuevo el poder de Yamamoto diciendo que iba a cortarlo sin necesidad de tocar la espada. Acto seguido Yhwach lanza un ataque a Yamamoto y la espada de Yhwach termina Cortada. El Comandante solo se limita a Sonreír y le advierte a Yhwach que era alguien muy confiado, le pide que escuche lo que la gente dice ya que su espada no solo tiene un Oeste (véase sus Habilidades, Este es el filo indetenible) sino que también existía un Oeste que era invisible para sus ojos, pero que en esos momento Yamamoto lo haría visible también para sus ojos, ante la sorpresa de Yhwach un torrente de fuego cubre un extensa
Zanka No Tachi Oeste.jpg

Yamamoto usando Zanka no Tachi Oeste: Zanjitsu Gokui.

área y se deposita sobre Yamamoto como si fuera parte de sus vestiduras, Yamamoto entonces le dice que esa es su Zanka No Tachi Oeste, El uniforme de la Prisión del sol, le advierte que su calor alcanza 1.500.000 Grados, que no podrá ni siquiera tocarlo ya que cuando usa su Bankai es como si su espada y el estuvieran cubiertos completamente por las llamas del sol, mostrando su superioridad Yamamoto deja claro de parte de quien esta la ventaja en la batalla y Yhwach no puede hacer mas que mirar sorprendido ante el inmenso poder del Comandante general, un poder que es capaz de evaporar toda el Agua de la Sociedad de Almas, por lo que La Capitana Unohana advierte que termine con esa batalla rápidamente o su propio poder destruiría todo el Seireitei.

Yamamoto pregunta por qué Yhwach está ahí parado sin hacer nada y lo incita a que lo ataque, el líder del Wandenreich dispara un Heilig Pfeil pero el capitán comandante lo destruye sin esfuerzo, remarcando que ahora que su espada está rota sus flechas son todo lo que le queda para combatir, y de esta forma se lanza contra Yhwach pero este revela una técnica Quincy llamada "Kirchen Lied: Sankt Zwinger", un hechizo de máxima protección, a lo que Yammaoto replica que no va funcionar, ejecutando su técnica "Zanka no Taichi, Minami: Kaka Juuman Okushi Daisoujin" que invoca un ejército de muertos vivientes.

Yamamoto golpe final.jpg

Yamamoto realiza su Zanka no Tachi, Kita: Tenchin Kaijin contra Yhwach.

Yhwach se muestra sorprendido por lo qué esta presenciando y se cuestiona sobre lo que está sucediendo. A lo que Yamamoto replica explicando su técnica. El líder del Wandenreich se ríe de su habilidad ya que le resulta curioso que el líder del Gotei 13 pueda despertar a los muertos. Afirmando que Yamamoto es una vergüenza al pensar que este tipo de ataque puede detenerlo y se lanza para atacar pero es bloqueado por un muro de esqueletos. El capitán comandante le dice que deje de hablar y mire más de cerca. Yhwach ve más de detenidamente los esqueletos de los muertos vivientes y se sorprende al ver los rostros de sus antiguos subordinados. Yamamoto procede a marcharse lo que lleva al líder del Wandenreich a preguntarle a dónde se dirige. Yamamoto le contesta que él está tomando un poco de distancia y que si él lo quiere matar, entonces debe asesinar a sus antiguos subordinados. A su vez Yamamoto le pregunta si se arrepiente de no robar su Bankai desde el principio pero luego admite que sabe por qué él no pudo tomarlo en primer lugar. A continuación, afirma que ha llegado al final de su batalla y libera otra técnica, Zanka no Tachi, Kita: Tenchin Kaijin, incinerando una gran parte del torso y el brazo izquierdo de Yhwach. Quien cae al suelo cuando Yamamoto desactiva su Bankai.
Yamamoto cortado en dos.jpg

Yamamoto es partido en dos después de recibir el ataque de Yhwach.

Grande es su sorpresa al descubrir que este no era Yhwach, si no Royd Lloyd, miembro de los Stern Ritter; conocido como "Y" del inglés The Yourself (El Tú mismo). Le confiesa que no había aparecido todavía por que se encontraba reunido conAizen, quien se encontraba hecho prisionero en la parte inferior del cuartel general de la primera División, para pedirle que se uniera a su ejercito, pero al parecer este se negó. Yamamoto se enfurece y procede a liberar su Bankai solamente para presenciar como es robado, ya que ningún otro Quincy poseía el poder necesario para controlar a Zanka no Tachi. En ese momento y con un movimiento de su espada, Yhwach crea un arco espiritual gigantesco del cual sale disparada una Heilig Pfeil enorme con la que logra cortar a Yamamoto transversalmente usándola como si fuera una espada matándolo en el acto.
Yamamoto muere.jpg

Yhwach desintegra totalmente el cuerpo de Yamamoto

Aún estando muerto, su propio cuerpo se resiste a perder, por lo que Yhwach le corta su mano derecha y le explica que no lo incluyó en su lista de potenciales de guerra debido al hecho de que se había vuelto estúpido y blando con el tiempo ya que cuando era más joven y fundó el Gotei 13, estos eran conocidos por ser un grupo sanguinario y temido y el no tenía ningún reparo en usar a quien fuera para alcanzar su fin y que debido al hecho de exterminar a los Quincy quiso proteger demasiadas cosas hasta el punto de sacrificarse a el mismo en lugar de a los demás, como hizo con Ichigo al intervenir durante su lucha contra Aizen en la falsa Karakura o al no querer que Inoue le sanara el brazo izquierdo. Debido a esto, la Sociedad de Almas iba a morir, pero que el Gotei 13 murió hace 1000 años y desintegra totalmente su cuerpo con una lluvia de Heilig Pfeils, dando fin definitivamente al Comandante Capitán de la Primera División.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar