Fandom

Bleach Wiki

Goodbye Parakeet, Goodnite My Sista

2.768páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Goodbye Parakeet, Goodnite My Sista es el segundo volumen del manga de Bleach. Fue publicado el 4 de Marzo de 2002.

Información

Inmediatamente después de que Chad se entrará la Clínica Kurosaki con una cicatriz misterioso en la espalda. Chad está con un periquito hablando que resulta que el alma del periquito es la de un jóven llamado Yuichi. Mientrás tanto el Shinigami Sustituto, Ichigo piensa que un hollow está involugrado en todo este asunto que seráel más fuerte que ha enfrentado hasta la fecha. Ichigo está a punto de descubrir que no todas las almas se dirigen a la Sociedad de Almas, ya que se tendrá que enfrentarse contra un hollow.

Bleach All Stars

有沢 竜貴
Tatsuki Arisawa
Kisuke Urahara Anime-1-.jpg
茶渡 泰虎
Yasutora Sado
Tatsuki.jpg
浦原 喜助
Kisuke Urahara
Chad.jpg

Orihime Inoue1242.jpg
朽木 ルキア
Rukia Kuchiki
290px-Ichigo en Las Noches.jpg
井上 織姫
Orihime Inoue
432px-Ruki Ruki-1-.jpg
黒崎 一護
Ichigo Kurosaki

Capítulos

008. Chase Chad Around

Portada capitulo 008.jpg

Portada

Un nuevo día comienza en el hogar de los Kurosaki. Yuzu Kurosaki avisa a Ichigo de que el desayuno ya está listo, a la vez que las noticas se hacen eco del grave accidente de coche que sucedió en Karakura la tarde anterior, en el que se vio implicado Chad y movilizó a toda la familia Kurosaki. Cuando Ichigo baja a desayunar, le pregunta a Yuzu dónde está Karin, a lo que ésta le responde que no se encuentra bien y que no le apetecía comer, algo que en cierta medida le preocupa. Ichigo también se sorprende del inusual estado de Karin, mas es interrumpido por Isshin Kurosaki, quien les comunica con alarma que Chad no está en su habitación. Ya en el Instituto, Ichigo corre a toda velocidad hasta su aula en busca de Chad y pregunta con brusquedad sobre su paradero a Keigo y Mizuiro. Ninguno de éstos saben responderle, aunque comentan que es raro que no haya llegado aún, ya que suele estar en su pupitre 10 minutos antes de dar comienzo las clases y es prácticamente imposible que alguien de su constitución pueda ponerse enfermo. Keigo Asano pregunta a Ichigo que a qué vienen tantas prisas, y si acaso desea jugar con el periquito, pero su amigo pasa de él y se dispone a salir a toda prisa del lugar, cruzándose por el camino con su profesora de Literatura, Misato Ochi. Mientras se aleja a toda prisa, Ichigo se disculpa diciéndole que le duele mucho el estómago, y ante esa explicación tan simple, la profesora se vuelve hacia Keigo, queriendo saber si es que ha comido algo en mal estado. Éste comenta que Ichigo está buscando a Chad, y aunque Misato Ochi esboza un gesto de preocupación, no tarda en quitarle importancia al asunto y comienza a impartir la lección, como si nada hubiese ocurrido.

En el Colegio de Karakura Sur, Karin Kurosaki está encerrada en el baño y parece estar vomitando. Al otro lado de la puerta, Yuzu le pregunta si está bien, muy preocupada por el estado en el que se encuentra su melliza, pero ésta le obliga a que se vaya a clase. Junto a Yuzu no tarda en llegar una amiga de las hermanas, Midori Toño, que también está interesada en saber qué le ocurre a Karin. Precisamente ésta no tarda en salir, con cara de pocos amigos, y le dice a Yuzu que se va a ir a casa y le pide -primero calmadamente y después a gritos- que le traiga sus cosas. Midori se queda un poco más, pero Karin no tarda en echarla.

Corriendo por las calles de Karakura, Ichigo es interceptado por Rukia, quien le sale al paso diciéndole que no ha conseguido ni una sola pista acerca del paradero de Chad, ya que no ha recibido ningún aviso desde la Sociedad de Almas ni en su radar. La Shinigami le explica a Ichigo que los Hollow se ocultan en una dimensión situada entre el mundo de los vivos y la Sociedad de Almas, el Hueco Mundo, donde su presencia no puede ser detectada. A consecuencia de ello, los Shinigamis sólo llegan a actuar contra los Hollows una vez que salen del Hueco Mundo , momento a partir del cual sí puede seguirse su rastro. Ichigo parece desanimarse por no saber nada de Chad, que a todas luces es el objetivo de un Hollow, cuando de pronto se le ocurre una idea. Recordando al periquito que llevaba Chad consigo, Ichigo le pregunta a Rukia si se puede dar con su paradero, y aunque Rukia esboza una negativa, Ichigo se concentra de tal forma que, ante la mirada estupefacta de la Shinigami, comienzan a aparecer a su alrededor unos pedazos de tela blanca. Rukia comprende que Ichigo está utilizando una técnica que sólo emplean los Shinigamis de más alto nivel, capaz de detectar una presencia espiritual, aunque ésta sea tan débil como la de un espíritu tan débil y que además está mezclado con el de un animal vivo, difuminando más si cabe su presencia. Ichigo encuentra la pista que necesitaba y se marcha a toda velocidad, seguido por una Rukia cada vez más desconcertada por la rapidez con la que está aprendiendo Ichigo. En aquellos instantes, en lo que parece ser una nave industrial abandonada, Chad está escondido junto al periquito, creyendo que han logrado escapar de "él". Shibata trata de decirle que no es necesario que se preocupe por él, mas Chad le dice que se encuentra bien y que su única virtud es ser fuerte y resistente. El joven reacciona a tiempo para esquivar en el último momento un derrumbe del techo, y también poniendo a salvo a Shibata, reemprende la huida consolando al periquito y asegurándole que va a salvar a su madre. Al salir a la calle, Chad se topa de frente con Ichigo y con Rukia, mas al verlos continúa su carrera en la dirección contraria, pese a los gritos de Ichigo. Entonces, antes de que Ichigo pueda salir en persecución de Chad, aparece Karin a sus espaldas, con aspecto débil y fatigado. Al ver que su hermana se desploma sobre el suelo, Ichigo se lanza sobre ella cada vez más alarmado, y Rukia le recomienda que la lleve a casa mientras ella se ocupa de Chad, haciéndole ver a Ichigo que mientras Karin se quede ahí, su mente estará distraída y no podrá combatir con todas sus fuerzas. Ichigo le pide a Rukia que no se fuerce a sí misma ni que se arriesgue en vano, pues sabe que sus poderes de Shinigami aún no han regresado. Rukia va en pos de Chad tras esbozar una media sonrisa y preguntarle a Ichigo que si acaso es tan tonto como para creer que ella se pondría en un riesgo tal que pudiera preocuparle. A toda prisa, Ichigo se marcha a casa con Karin en brazos, quien recupera el conocimiento y le revela, envuelta en temblores y sudor frío, que ha visto con sus propios ojos el recuerdo que más ha marcado al niño que está dentro del periquito: la muerte de su madre delante suya. Entre lágrimas, Karin le suplica a Ichigo que salve a ese niño. Mientras, unas calles más abajo, Rukia ha logrado dar con Chad, mas no se ha percatado de que una presencia fantasmal está detrás suyo.

Personajes por orden de aparición:


009. Monster and a Transfer (Struck Down)

Portada capitulo 009.jpg

Portada

La acción comienza mostrando la misma escena de las últimas páginas del anterior capítulo, con Karin en brazos de Ichigo y pidiéndole entre lágrimas que salve al niño que está dentro del periquito y que permita que se reúna con su madre. Al mismo tiempo, Rukia persigue a Chad, maldiciendo en secreto que los científicos del Departamento de Investigación y Desarrollo fabricasen los gigai con una capacidad física similar a la de una persona normal y no a la de un Shinigami, pues de ser de otra forma, haría ya tiempo que hubiese alcanzado al fugitivo. Mas sus pensamientos sob de súbito interrumpidos por una voz a su espalda, que le dice que huele muy bien. Rukia se gira sobresaltada, y ve que a sus espaldas tiene al Hollow del que estaban huyendo Chad y el periquito, un monstruo llamado Shrieker (como se sabría un tiempo después). Al haber estado centrada en seguir a Chad, Rukia no ha vigilado su espalda, y no puede evitar el golpe que recibe de su enemigo, dispuesto a devorar un alma tan apetitosa como la suya.

Ya en su casa, Ichigo arropa en su cama a Karin y vuelve a salir a toda prisa en pos de Rukia sin dejar de darle vueltas a la insospechada reacción de su hermana. Ichigo recuerda que hasta la muerte de Masaki, Karin era una niña igual de llorona que Yuzu, y como a partir de entonces Yuzu decidió hacerse cargo de las tareas del hogar y tratar de cubrir el hueco dejado por su madre, Karin tomó la decisión de que nadie se volviese a preocupar por ella, y dejó de llorar. Aunque le habían pasado muchas cosas en todo ese tiempo (se había peleado con una niña mucho mayor que ella, había acabado en el despacho del director del coelgio e incluso se había roto una pierna), no había vuelto a derramar ni una sola lágrima. Todas estas reflexiones impulsan a Ichigo a decir en voz baja, mientras corre a toda velocidad, que va a enviar el espíritu del niño que está dentro del periquito junto a su madre para que así Karin deje de llorar. puede ver a los Hollows, pero no tarda en darse cuenta de que sólo tuvo mucha suerte, ya que comienza a dar golpes al aire, a varios metros de su enemigo. Shrieker se levanta, aliviado de que Chad no sea capaz de verlo, mas de repente vuelve a ser golpeado de nuevo. Aunque Rukia sabe que los humanos pueden tocar a los Hollows y los Shinigamis, pese a que no puedan ser capaces de verlos ni escucharlos, combatir contra un Hollow en esas condiciones y con una tranquilidad como la que está mostrando Chad, hacen que la Shinigami se pregunte si acaso no tiene sentido del miedo. No obstante, la sorprendente actitud de Chad obliga a Shrieker a que despliegue sus alas de murciélago y se burle desde las alturas de Rukia. Ésta conmina a Chad a que se marche cuanto antes, pues un enemigo volador es demasiado para él. Chad la mira intrigado y le pregunta si puede ver a los "fantasmas", mas Rukia le contesta que eso no viene al caso, pues no hay forma de llegar hasta él. Al confirmarle Rukia que Shrieker está volando, ni corto ni perezoso Chad arranca un poste de luz del suelo, dando una buena sorpresa tanto a la Shinigami como al Hollow, pero éste último no tiene tiempo de actuar, ya que Rukia le dice a Chad que descargue aquella arma improvisada directamente, impactando contra el Hollow.

Rukia se repone del golpe con sorprendente rapidez y sin ninguna herida visible, lo que hace que Shrieker se pregunte qué puede ser aquella chica, capaz de resistir su embestida y además verle con tanta claridad. Mas Rukia no le da opción a pensarse mucho las cosas, ya que se lanza rápidamente hacia él y le da un rodillazo en la máscara, para después subirse a sus espaldas y, recitando el hechizo de invocación, le lanza el Hadō 33, Sōkatsui en toda la cabeza. Por unos instantes, Rukia cree haber conseguido destruir a su enemigo, señal indiscutible de que sus poderes se estarían recobrando, mas esto resulta ser falso, ya que cuando se dispersa el humo Shrieker está ileso. El Hollow ha reconocido el hechizo, y acaba identificando a Rukia como una Shinigami, aunque su nivel sea extrañamente bajo. Muy contento por haberse encontrado con una presa tan sabrosa como es un Shinigami debilitado, Shrieker le revela a Rukia que ya ha devorado a dos Shinigamis anteriormente, cuando éstos fueron al mundo de los vivos para llevarse el alma de Yūichi Shibata, el niño que está dentro del periquito. Rukia le pregunta por qué tiene tanto interés en ese niño, mas Shrieker sólo le contesta que le dirá la verdad si se deja comer.

Chad ha oído la explosión provocada por el hechizo de Rukia, y se vuelve intrigado por el origen de ese ruido. Desde el periquito, Shibata le dice que la chica que les estaba siguiendo está siendo atacada por el mismo ente que antes había arremetido contra ellos. Esto hace que Chad se disponga a acudir en auxilio de Rukia, para lo cual deja en el suelo a Shibata, quien no cesa de decirle que no lo haga, pues es muy peligroso. Chad en un principio cree que Shibata se refería con "peligroso" a dejarle en el suelo, por lo que coloca la jaula en medio de una valla, mas el periquito trata de convencerle para que no vaya, pues no es capaz de ver a los fantasmas y seguramente acabe muerto. Desoyendo las palabras de Shibata, Chad llega en el momento en que Shrieker está sujetando a Rukia contra una pared, de tal forma que puede descargar sobre el Hollow un puñetazo que le da de lleno, derribándole. Rukia queda paralizada por la sorpresa, creyendo en un primer momento que Chad

Personajes por orden de aparición:


010. Monster and a Transfer pt.2 (The Deathberry)

Portada capitulo 010.jpg

Portada

El golpe que, con un poste de la luz, Yasutora Sado (más conocido como Chad) logra asestarle a Shrieker pese a que no pueda verle ni oírle, es tal que llega a derribarle al suelo y dejarlo algo atontado, momento que es aprovechado por Rukia para acercarse a él y obligarle a que se rinda. Sin embargo, el Hollow no parece estar muy preocupado por todo aquello, ya que comienza a reírse quedamente y, cuando es preguntado por Rukia acerca del motivo de su alegría, éste a su vez le hace otra pregunta: ¿acaso no han pensado en ningún momento cómo ha podido ser capaz, un Hollow como él, de derrotar y devorar a dos Shinigamis? Con malicia, Shrieker se responde a sí mismo que todos los Shinigamis son iguales y que nunca usan la cabeza cuando pelean con Hollows, seguros como están de su superioridad... y por eso acaban perdiendo. Al decir esto, detrás de Rukia y de Chad aparecen otros muchos Hollows, mucho más pequeños pero lo suficientemente numerosos como para pillarlos desprevenidos e inmovilizarlos contra el suelo. Shrieker se pone en pie con aire triunfante y, entre risas, echa en cara a Rukia su estupidez, ya que por haberle visto luchar en un principio tan sólo a él, no significa que no tuviese aliados.

A continuación, Shrieker trata de decidir a quién de los dos se come primero, mas en una explosión de fuerza, Chad se desembaraza de sus captores con la consecuente sorpresa tanto de Rukia como del propio Shrieker, que no deja de considerar ridículo el comportamiento de Chad, aunque el joven está a punto de darle un puñetazo otra vez más. Mas, como Chad no ha acertado y está tanteando con sus puños el aire, Rukia le llama la atención y le pide que de una patada por encima suyo para que pueda quitarse de encima a los pequeños seres que la mantienen inmovilizada. Dicho y hecho, Rukia es liberada, mas Shrieker y sus aliados no tardan en urdir un nuevo plan, de tal forma que el Hollow susurra unas palabras a sus subordinados y seguidamente alza el vuelo. En esta ocasión su enemigo está demasiado alto como para que Chad pueda alcanzarle con el poste de la luz, así que Rukia pone en marcha una idea muy "especial", combinando la fuerza de Chad con su inteligencia... en forma de improvisado cañón que lance a la Shinigami directamente a su objetivo. Aunque a Chad le cuesta algo apuntar hacia un enemigo que no puede percibir, finalmente efectúa el lanzamiento y Rukia se dirige a toda velocidad hacia Shrieker. Inicialmente, éste parece asustarse ante la insospechada treta de los dos estudiantes, mas revela estar preparado para una eventualidad así, ya que entre su pelaje llevaba consigo a una de las pequeñas criaturas, que le lanza a Rukia una gran cantidad de objetos viscosos. Chad se da cuenta de que algo no marcha bien, y se lanza hacia Rukia impidiendo que ésta caiga al suelo, aunque sin saber qué es lo que ha ocurrido. La Shinigami le responde que ha sido pillada por sorpresa, y trata de quitarse las sanguijuelas que están pegadas a su cuerpo.

Entre risas, Shrieker vuelve a bajar al suelo y confirma que sí son sanguijuelas, aunque no del todo normales ya que, tanto ellas como los pequeños seres Hollow que van consigo son sus propias bombas, que puede hacer detonar con un chasquido de su lengua. Dicho y hecho, Shrieker explota las sanguijuelas hiriendo a Rukia en la cabeza y en otras partes del cuerpo, ante el estupor de Chad. Aprovechándose de la ventaja que ha conseguido con sus ardides, Shrieker muestra su carta definitiva: uno de sus aliados trae consigo la jaula en la que está el periquito, con el alma de Yūichi Shibata en su interior, y amenaza con hacerla detonar si Rukia no se amolda a sus deseos. Shibata la dice con tristeza a Chad que ha sido capturado, mientras que Rukia le exige que no haga un solo movimiento, ya que Shrieker acabaría con el espíritu del niño. Chad trata de oponerse, viendo el estado en el que se encuentra Rukia, mas ésta le responde que ha prometido no meter la pata, y a continuación emprende la huida, ya que Shrieker le ha exigido una cacería en toda regla. La Shinigami corre a toda prisa y logra esquivar los disparos de decenas de sanguijuelas de dos criaturas, mas en el aire no puede impedir que un tercero la ataque y algunos de sus proyectiles se peguen a su brazo derecho. Shrieker provoca la explosión de esas bombas, dañando el brazo de Rukia y haciendo que la Shinigami mantenga con dificultad su carrera, dejando tras de sí un rastro de sangre. Eufórico ante esta situación, Shrieker empieza a lanzar con sus propias manos a las criaturas que están de su parte, que revientan alrededor de Rukia liberando más sanguijuelas, aunque ahora ella es capaz de esquivarlas.

Shrieker le dice a Rukia que no es necesario que corra sin más, sino que si así lo desea, puede atacarle con todo lo que tenga. Esto unido a algo que le llama la atención, hace que Rukia se detenga y le responda al Hollow que no se está rindiendo, sino que ya ha perdido la necesidad por correr, ya que ahora es el turno de devolverle sus ataques, tal y como él le ha dicho. Shrieker no sabe muy bien a dónde quiere ir a parar, más sus pensamientos son interrumpidos por alguien que le pisa la máscara, visiblemente enfadado. Éste no es otro que

Ichigo Kurosaki, que le recrimina a Rukia que trate de hacerse la dura delante suyo, dado el estado en el que se encuentra, y le recuerda sus palabras anteriores sobre que no se descuidaría ni haría que se preocupase mientras él estaba ocupándose de Karin. Con una media sonrisa, Rukia comenta que sólo alguien que de verdad estuviese preocupado diría algo así, a lo que Ichigo no le quita la razón. Bajándose de Shrieker, Ichigo se vuelve hacia el Hollow y se presenta como lo que es: un Shinigami sustituto, y su verdadero adversario.

Personajes por orden de aparición:


011. Back. (Leachbomb or Mom)

Portada capitulo 011.jpg

Portada

El capítulo comienza en el punto en que finalizó el anterior. Al haberle dicho Ichigo Kurosaki que era un Shinigami sustituto, Shrieker confirma que el alma del recién llegado huele aún mejor y que, ciertamente, ha cometido un error, ya que cuando les vio por primera vez a ambos, debía haber ido en primer lugar a por Ichigo, en lugar de a por Rukia. Ésta ha tenido el tiempo suficiente para ponerse el guante con el que puede extraer el alma de Ichigo de su cuerpo, así que a ninguno de los dos les pilla por sorpresa el ataque del Hollow, que ordena a todas las criaturas que tiene a su alrededor (y que realmente son parte de sí mismo) que lancen sanguijuelas-bomba a Ichigo. Su arremetida llega tarde, ya que sobre su cabeza se posa Ichigo vestido de Shinigami con Rukia y su cuerpo e inmediatamente después, de un profundo tajo con su Zanpakutō, Ichigo hiere a Shrieker en el hombro izquierdo. El Hollow retrocede ante el golpe y comenta con una leve risa malvada que por fin ha aparecido un Shinigami de verdad.

Ichigo confirma su idea de que los pequeños seres que dice haber visto antes con la jaula del periquito eran aliados de Shrieker, y se alegra de haberlos matado. Rukia le advierte de que pueden escupir bombas, lo que hace a Ichigo comprender por qué Chad se mantenía inmóvil y Rukia había aceptado ser cazada por Shrieker. Echándole en cara a Shrieker que haya hecho llorar a Karin, que tome rehenes y que ataque a una mujer indefensa, Ichigo se prepara para acabar con él y le llama desgraciado, aunque sus palabras y su actitud no asustan a su enemigo, quien le responde diciéndole que quizás sea un desgraciado, pero que de todas formas le comerá. Mientras todo esto sucede, Chad ha tenido tiempo suficiente para llegar al lugar donde transcurre el ataque, llevando consigo a Shibata en la jaula. Al ver el cuerpo de Ichigo tirado en el suelo sin señales de vida y Rukia mirando hacia delante sin prestarle atención, Chad le pregunta qué le ha pasado a su amigo. La Shinigami le dice que Ichigo está en medio de un combate, y que no debe preocuparse por él, sino tan sólo ir a un lugar seguro con el periquito y con el cuerpo de Ichigo.

Por su parte, Ichigo está luchando contra la "artillería" de Shrieker, cortando a los pequeños seres con su Zanpakutō antes de que puedan lanzar las sanguijuelas explosivas. El Hollow alaba su actuación y la velocidad de sus movimientos, mas le señala que, por más que corte y destruya a las criaturas, las sanguijuelas seguirán estando ahí y podrán explotar siempre que así lo desee. Dicho y hecho, Shrieker hace detonar las bombas alrededor de Ichigo y por la deflagración que se produce, el Hollow cree haber derrotado a un Shinigami más, si bien Ichigo no tarda en salir de la humareda aparentemente ileso y, pillándole por sorpresa, apoya su enorme Zanpakutō en el cuello de Shrieker. Antes de descargar un golpe fatal de necesidad, Ichigo le pregunta a Shrieker si él fue quien mató a los padres de Shibata, el niño cuya alma está dentro del periquito. A la vez, Shibata se lamenta ante Rukia y Chad por el daño que ha ocasionado, afirmando que todo es culpa suya. Como Rukia le conmina a seguir, Shibata dice que lo único que quería era traer de vuelto a su madre. Estas palabras sobresaltan a Rukia, quien le pide con una patente urgencia en su actitud que le diga si acaso alguien le dijo que era posible traer de vuelta a los muertos. Con orgullo y aire triunfal, Shrieker reconoce haber matado hace unos 4 ó 5 años a la madre de Shibata cuando aún estaba vivo, ya que en aquel entonces era un tristemente célebre asesino en serie. Recordando cómo aquella mujer corría e intentaba proteger con su propio cuerpo a su hijo pequeño, recibiendo cuchilladas a cada paso que daba, lo que a su antojo fue la parte más divertida del asesinato y el momento que más disfrutó. Sin embargo, en el clímax de su locura Shibata se agarró a los cordones de sus zapatos, de tal forma que el asesino perdió el equilibrio y cayó a través de la barandilla de la terraza, muriendo. Regresando al presente, Shrieker afirma avergonzarse de no haber podido matar al hijo y sí a la madre, y además haber muerto por culpa de un niño, y que fue precisamente este sentimiento el que le impulsó a maquinar un cruel plan. Después de haberse convertido en Hollow, Shrieker tomó el alma de Shibata y la puso en un periquito ofreciéndole un trato: si escapaba de él durante tres meses bajo ese aspecto, le devolvería a su madre. El taimado Shrieker se burla de Shibata al creer que él podría resucitar a los muertos, pero fue ese engaño lo que le ha permitido participar en un juego muy entretenido, a la vez que ha vuelto a matar a gente. Según le dice Shrieker a Ichigo, siempre que mataba a una persona, Shibata lloraba y suplicaba que dejase de hacerlo, mas no tardaba en animarse cuando el Hollow le recordaba que su madre estaba esperando que la rescatase. Ichigo se enfurece al oír la historia que le ha narrado el cruel Shrieker, y le ataca sin más, momento que es aprovechado por el Hollow para lanzarle a la cara dos de sus artillerías, que revientan al chocar contra él y liberan sanguijuelas. Entre carcajas, Shrieker saca la lengua y se dispone a hacer explotar sus bombas cuando Ichigo se lanza hacia él, dándole un puñetazo que le rompe la máscara a la altura de los dientes, de tal forma que le introduce en la boca algunos de los explosivos. Con una sonrisa provocadora, Ichigo reta a Shrieker a que haga explotar las bombas ahora, mas como su enemigo se muestra dubitativo, el Shinigami sustituto le fulmina con la mirada y le arranca la lengua.

Personajes por orden de aparición:


012. The Gate of The End

Portada capitulo 012.jpg

Portada

Ichigo ha arrancado con sus manos desnudas la lengua de Shrieker, evitando así que pueda volver a hacer explotar sus bombas-sanguijuela. Entre alaridos y maldiciones, el Hollow se desploma sobre el suelo y apenas sí tiene tiempo para ver venir una nueva arremetida de Ichigo que, aún furioso por el relato del que le había hecho partícipe, clava su enorme Zanpakutō en la pierna derecha de su enemigo. Haciendo caso omiso de los aullidos de Shrieker, Ichigo le pregunta qué se siente ahora que él es la víctima y no el verdugo. El Hollow se deja llevar por el pánico y, teniendo su pierna inmovilizada, opta por amputársela y emprender el vuelo, tratando de escapar del Shinigami sustituto. Mas éste le sigue y, de un prodigioso salto, descarga un mandoble sobre el Hollow, rompiéndole la máscara después de decirle entre gritos que nunca olvide el terror que está sintiendo. De la fractura que ha aparecido en la máscara de Shrieker comienza a surgir una luz, a la vez que aparecen por encima de él unas enormes puertas de tétrico aspecto, con un enorme esqueleto humano a cada lado y recubiertos parcialmente con vendajes y sellos. Ichigo golpea al hollowAñadida por Por encima de los horripilantes chillidos de Shrieker, Ichigo pregunta en voz alta qué es lo que está ocurriendo, siendo respondido por Rukia, quien se aproxima a él con su habitual gesto severo. A la vez que comienzan a romperse las cadenas que mantienen las puertas cerradas, Rukia le explica a Ichigo que la purificación de los Hollows que se lleva a cabo con las Zanpakutō sólo limpia los pecados cometidos tras la muerte, mientras que aquéllos que han cometido graves faltas en vida están condenados a vagar por siempre en el Infierno. En contraste con la sorpresa y el estupor de Ichigo, una serena Rukia le conmina a mirar cómo se abren las puertas del Infierno para recoger a Shrieker, quien comienza a desintegrarse sin dejar de lanzar desgarradores lamentos. De súbito, una gigantesca espada atraviesa el cuerpo del Hollow, y tras ella un brazo de gigantescas proporciones, armado y tatuado, introduce el cuerpo del Hollow entre risas siniestras. Seguidamente, las puertas del Infierno se cierran y se rompen, como si nunca hubiesen estado allí.

Ya es de noche cuando Ichigo y Rukia llegan al lugar donde esperan Chad y Shibata. Rukia se ve obligada a decir que la cadena del destino que unía el alma de Shibata a su cuerpo fue cortada hace demasiado tiempo y ya no queda rastro de ella, así que no es posible devolverle a su cuerpo. La Shinigami trata de consolar al niño que se encuentra dentro del periquito diciéndole que en la

Sociedad de Almas no tendrá nada que temer y de que es un sitio mejor que el mundo de los vivos en el cual no tendrá nunca hambre y su cuerpo será muy ligero. Ichigo interviene también para decirle que si va a la Sociedad de Almas podrá reunirse de nuevo con su madre, un comentario que hace diana en el niño y hace que Rukia mire a su amigo con cierta sorpresa. Después de saber que posiblemente su madre le esté esperando en la Sociedad de Almas, Shibata está dispuesto a marchase de allí, aunque antes se despide de Chad y le da las gracias por todo lo que ha hecho por él. Chad trata de quitarle importancia y, lentamente, comienza a separarse el alma de Shibata del periquito. Después de que la silueta de un niño de pelo castaño se perfile junto a la jaula, Chad le promete dar un paseo con él cuando muera y acuda también a la Sociedad de Almas, algo a lo que no se puede negar Shibata, que se despide con lágrimas en los ojos. Ichigo realiza el enterramiento del alma, y por fin Shibata encuentra la paz. A la vez, en el hogar de los Kurosaki, las dos hermanas pequeñas de Ichigo ya están profundamente dormidas, pero entre sueños, Karin percibe que su hermano ha cumplido su promesa, y le da las gracias.

Personajes por orden de aparición:


013. BAD STANDARD

Portada capitulo 013.jpg

Portada

En medio del atardecer, Rukia se encuentra en la azotea de un edificio observando lo que a primera vista podría parecer un mechero, pero que en realidad es su modificador de recuerdos. Con aire pensativo, ve que está a punto de agotarse y que, así mismo, su gigai presenta cierta dificultad de movimientos, así que llega a la conclusión de que debe ir de compras cuanto antes. Mientras, en el hogar de los Kurosaki, Ichigo golpea la puerta de su armario, avisando a Rukia de que le ha traído algo de comida. Al ver que no sale, Ichigo se decide a abrir, y se sorprende al ver que la Shinigami no se encuentra allí, pero sus pensamientos son interrumpidos por la llegada de Yuzu, que le regaña al ver que se ha subido comida a su habitación, y le obliga a bajar. Rukia ha acudido a un lugar llamado Tienda de Urahara, un pequeño edificio en cuyo patio de entrada hay dos niños, Jinta y Ururu con sendas escobas. En lugar de barrer el suelo, Jinta está utilizando la escoba como un bate de béisbol y trata de golpear una pelota de tenis, por lo que Ururu le advierte de que Tessai se enfadará con él si le ve que está desatendiendo sus obligaciones. De malos modos, Jinta hace callar a Ururu diciéndole que no tiene miedo a Tessai, pero como ésta pone en duda su afirmación, el niño se enfurece y le pone la escoba en la cabeza, llamándola "ser inferior". Ururu se queja y dice que eso no es cierto, ya que ella es tres años mayor que él, a lo que Jinta le replica que es inferior suya en cuanto al estatus, no a la edad. No obstante, su discusión es interrumpida por Rukia, quien le quita la escoba a Jinta y les pregunta si está en casa el dependiente.

Al abrir las puertas del establecimiento se ve al enorme encargado Tessai Tsukabishi llevando unas voluminosas cajas. Tessai le dice a Jinta que aún es pronto para abrir, mas éste se justifica diciendo que Rukia ha insistido en entrar. Amable y respetuoso, Tessai saluda a Rukia y se dispone a ir a despertar a Kisuke Urahara, el dependiente, mas éste ya se ha despertado y aparece frente a ellos, saludando a sus empleados. Posteriormente, Urahara y Rukia se ponen manos a la obra y comienzan a formalizar el pedido. La Shinigami desea combustible de repuesto para su modificar de memoria, así como un elevado número de estabilizadoras para su gigai, algo que no deja de advertir Urahara, quien le dice un exceso de estos productos sería perjudicial para su salud y provocaría una mayor sincronización con el cuerpo artificial, de tal forma que le dolería más dejarlo cuando recupere sus poderes. Rukia afirma saber todo aquello, mas musita que no tiene más remedio que hacerlo, pues últimamente ha notado algunos fallos en su gigai. Al oír esto, Urahara se ofrece a hacerle una revisión completa a un módico precio, mas Rukia no se lo piensa ni un momento y se niega en redondo.


Cuando Urahara le pregunta a Rukia cómo piensa pagar, ésta le muestra su teléfono móvil, que en realidad es su comunicador con la Sociedad de Almas, y en el que se ha registrado la identidad de los últimos Hollows a los que ha combatido. Todos ellos no aportan ninguna recompensa monetaria, con la excepción de Shrieker, cuyo precio era de 5000 kan, a consecuencia de haber matado a dos Shinigamis. Rukia quiere saber si ya ha llegado el pedido que realizó tiempo atrás, a lo que Urahara responde afirmativamente, y envía a Ururu a por el artículo en cuestión, que coge de una caja cerrada. Rukia desenvuelve de forma parcial el objeto y su gesto se torna severo al mismo tiempo que da por hecho que sólo debía quedar ese modelo. Urahara intenta quitar hierro al asunto, revelándole que ha sido muy difícil dar con ese modelo, ya que es el segundo más popular, ante lo cual Rukia acaba aceptándolo con cierta resignación, después de guardar un hosco silencio.

En el instituto, Keigo trata de hacer hablar al periquito de Chad, advirtiendo entonces Mizuiro que el vocabulario del pájaro ha disminuido notablemente desde la última vez que le vio (cuando el alma de Yūichi Shibata se encontraba en su interior). Chad reconoce no tener la menor idea sobre aquello, pues cuando se despertó esa mañana el periquito ya estaba así, lo que hace pensar a Ichigo que todo guarda una estrecha relación con Rukia y su aparato modificador de la memoria, ya que su amigo no recuerda nada acerca del ataque de Shrieker el día anterior. Precisamente, la Shinigami hace su entrada en ese momento, haciendo gala de sus dotes de actriz e inesperada simpatía, saludando a los amigos de Ichigo y comportándose extrañamente amable y coqueta con ellos. Rukia le pregunta a Ichigo si tiene un momento para hablar con ella, pero como éste le responde que si quiere que lo diga allí mismo, ni corta ni perezosa la Shinigami le golpea y se lo lleva a rastras, gritando a los cuatro vientos que se lo lleva a la enfermería (con la consiguiente sorpresa y confusión de los estudiantes allí presentes, que han visto perfectamente que Rukia ha pegado a Ichigo). Ya solos, Rukia le entrega a Ichigo el objeto que había encargado en la Tienda de Urahara y que parece ser un tubo de caramelos con una cabeza de pato y las letras soul candy impresas en él. Rukia explica que es un gikongan o alma artificial, una píldora empleada para expulsar espíritus que no desean abandonar sus cuerpos una vez que han muerto. Después del incidente con Shrieker, Rukia ha decidido comprarle ese objeto a Ichigo para que pueda convertirse en Shinigami siempre que ella no esté cerca, y a la vez su cuerpo sería temporalmente ocupado por la propia alma artificial, actuando con total normalidad.

A Ichigo le cuesta creer que lo que le ha entregado Rukia tenga todas esas propiedades, y más viendo el texto que aparece escrito. Sonrojada, la Shinigami le explica que la Asociación de Mujeres Shinigami le cambió el nombre de gikongan a soul candy hace tres años, ya que decidieron que era un nombre mucho más bonito, y que si tiene una cabeza de pato es porque no ha podido elegir a Chappy, el conejo, y el más popular de la Sociedad de Almas (por ello Urahara trató de consolarla diciéndole que el pato era el segundo más popular). Cada vez más avergonzada, Rukia pisotea la cabeza de Ichigo, quien sigue sin entender todo lo que le ha dicho, y le obliga a tomarse la píldora para que lo vea con sus propios ojos. Al hacerlo, el alma de Ichigo se separa de su cuerpo vestida de Shinigami, y mientras éste no deja de sorprenderse de eso, Rukia le señala a su cuerpo, que inmediatamente pasa a estar ocupado por el alma artificial. Ésta se presenta con el nombre del propio Ichigo y una sonrisa en los labios, a la vez que Rukia le explica a su amigo que los miembros del Departamento de Investigación y Desarrollo han estudiado la personalidad ideal del alma que entra en cada cuerpo, ajustándolas con tal precisión que nadie notará que el auténtico Ichigo se encuentra "fuera". Ichigo se queja y dice que el alma que está en su cuerpo (que no es otra que Kon) no se parece en nada a él, mas Rukia hace oídos sordos y se lo lleva consigo a rastras, al haber recibido el aviso de un ataque de Hollow. Al quedarse sola, el alma que ocupa el cuerpo de Ichigo cambia su mirada amable y cordial por una más fría y decidida, pidiendo cuando ya se queda solo que Ichigo se tome todo el tiempo que quiera. A la vez, Urahara ve con preocupación que la caja de "mercancía defectuosa" está abierta, y que fue de la que cogió Ururu el alma que ahora está dentro del cuerpo de Ichigo.

Personajes por orden de aparición:

014. School Daze!!!

Portada capitulo 014.jpg

Portada

Después de que Rukia se marchase con un objeto catalogado como "mercancía defectuosa" a raíz de un descuido de Ururu, los empleados de la Tienda de Urahara se han reunido frente a la caja que provocó la confusión de la niña. Con su habitual mal humor, Jinta regaña a Ururu, que no es ni siquiera capaz de leer correctamente los kanji del paquete, y le empieza a tirar del pelo hasta que el propio Kisuke Urahara trata de poner orden, diciendo que si de alguien es la culpa, él es el principal responsable por no tener lista la mercancía recién llegada de la Sociedad de Almas. También media Tessai, poniendo fin a la cuestión al afirmar que ya da igual de quién haya sido la culpa, pero que debido a lo problemático que es el artículo que han vendido a Rukia, está claro que deben hacer algo. Mirando al techo, Urahara reconoce que han de actuar cuanto antes, pues el alma en cuestión nunca antes había entrado en un cuerpo humano, y con unas habilidades como las suyas, resulta imposible decir qué es capaz de hacer ahora que se le ha brindado una oportunidad así.

Precisamente en esos momentos el alma intrusa -a partir de ahora será llamada Kon, aunque no recibirá su nombre hasta unos capítulos después- está probando el estado físico del cuerpo de Ichigo, realizando estiramientos y dando una patada a una pared con tal fuerza que la comba. Contento de ver el resultado, Kon se siente muy feliz por ser libre por fin y maldice a los miembros del Departamento de Investigación y Desarrollo por haberlo mantenido encerrado durante tantos años. No obstante, sus reflexiones son interrumpidas al acercarse a él un profesor del instituto, que le reconoce como el Ichigo Kurosaki de la clase de 1-3 y le pregunta qué ha ocurrido con la pared. Kon guarda silencio y se acerca hacia su interlocutor con las manos en los bolsillos. Éste se cree que va a enfrentarse a él, e incluso trata de defenderse con la espada de madera que lleva consigo, mas Kon les esquiva sin ningún esfuerzo y, de un prodigioso salto, se planta en un tejado, a varios metros de distancia de donde se encontraba antes. Al profesor le cuesta creerse que haya podido dar un salto así, y al ver su rostro mitad asustado y mitad estupefacto, Kon sonríe con aires de superioridad y se marcha, contento de haber despertado interés.


Entre tanto, llega la hora del almuerzo. Orihime lo celebra con alegría, y aunque Tatsuki le dice que tampoco es para tanto, ella se indigna y mantiene que las chicas normales sólo van al instituto para almorzar, así que su amiga decide darla por un caso perdido. Orihime se ha traído para comer una enorme barra de pan a la que untar miel, lo que arranca comentarios de envidia por parte de su compañera Michiru Ogawa, a quien le cuesta creer que Orihime coma tanto y no engorde ni un solo gramo. Su amiga Ryō Kunieda, sin separar la mirada de la lectura, le dice que todo lo que come va directo a sus pechos, a la vez que llega otra de las chicas de clase, Chizuru Honshō, quien saluda cariñosamente a Orihime y se lanza a sus brazos. Molesta, Tatsuki sale en defensa de Orihime y le recomienda a Chizuru que se vaya a comer al vestuario del equipo de tenis femenino, mas ésta le responde que lo que haga o deje de hacer con Orihime no es asunto suyo, y que si fuese algo más femenina, quizás sí se preocupase por hacer que a ella también le gustasen las chicas. Esto hace que Tatsuki y Chizuru comiencen a pelearse -como es costumbre-, pero Orihime pierde toda la atención y se dirige como un rayo hacia la ventana, diciendo que huele a Ichigo. Tatsuki le pregunta si acaso es un perro, y que debe estar desvariando si cree haber podido sentir el rastro de su compañero de clase estando en un tercer piso... cuando de repente, gracias a un vertiginoso salto, el que parece ser Ichigo aparece frente a ellas.

Ante esta inesperada y efectiva entrada, comienza a desatarse el desorden en la clase, y Tatsuki arremete contra Ichigo al preguntarle cómo demonios ha conseguido subir hasta allí, a la vez que mantiene detrás suyo a Orihime, a la vez que otros muchos compañeros comentan lo sucedido, unos creyéndoselo y otros pensando que ha entrado a partir de otra ventana del mismo piso. Al saberse el centro de atención, Kon cree que todos piensan que él es increíble, y se siente pletórico con la idea, hasta que repara en las chicas de la clase. Aunque todas en las que se fija le parecen muy guapas, al cruzar su mirada con Orihime y ver sus grandes pechos, se lanza hacia ella con otro gran salto y la besa en la mano, a la vez que le pregunta su nombre. Todos los presentes se llevan una enorme sorpresa, en especial Michiru y Chizuru, pero la única que reacciona ante tan imprevista situación es Tatsuki, quien sujeta al supuesto Ichigo bastante enfadada y le pide explicaciones. Es entonces cuando Kon repara en que Tatsuki también es bastante guapa, y lo que hace a continuación deja aún más traumatizadas a las personas que se encuentran allí.

Tras haber derrotado al Hollow, Ichigo y Rukia regresan a todo correr al instituto, si bien Rukia trata de tranquilizar al Shinigami sustituto, diciéndole que el alma artificial estará efectuando su labor correctamente... hasta que ambos oyen un estruendo de cristales rotos que proviene de su clase. Rukia acaba por darle la razón a Ichigo, quien ya se temía de antes que algo no marchaba bien, y deciden darse prisa. En el aula, Tatsuki ha desatado una furia asesina y está lanzando todo lo que encuentra a su paso a Kon, pues le ha besado en la mejilla. Ninguno de los alumnos se atreve a detener a alguien como Tatsuki, y sólo cuando Rukia irrumpe en el umbral, Kon se alarma de verdad y decide emprender la huida. Ichigo espera a su cuerpo y al alma que lo ha ocupado en la ventana, mas esto no preocupa en absoluto a Kon, quien salta a su lado y aterriza sin sufrir daño alguno, emprendiendo a continuación la carrera a una velocidad sobrehumana. Ichigo es incapaz de comprender cómo ha podido hacer eso, pero Rukia se asoma también a la ventana y le pone nombre a sus temores: el cuerpo de Ichigo ha sido ocupado por un alma modificada.

Personajes, por orden de aparición:


015. Jumpin' Jack' Jolted

Portada capitulo 015.jpg

Portada

La hora del almuerzo ha acabado, y Chad, Keigo y Mizuiro regresan a clase. Keigo se pregunta por qué Ichigo no ha dado señales de vida y si acaso ha preferido irse a otro sitio, hasta que llega a la conclusión de que seguramente se habrá ido con Rukia, como no deja de decir, algo molesto. Mizuiro se extraña de la reacción de Keigo, ya que pensaba que a él le gustaba Orihime, cosa que su amigo confirma, pillando por sorpresa a Mizuiro y lanzándose sobre él preguntándole a gritos y con lágrimas en los ojos qué tiene de malo que le gusten todas las chicas guapas. Mizuiro trata de quitarle importancia, pero como Keigo se encuentra en medio de uno de sus habituales arrebatos echándole en cara que sólo la gente popular como el propio Mizuiro puede elegir a las mejores chicas, éste le pide ayuda a Chad, quien se mantiene en silencio ante tan extraña situación. No obstante, Keigo se interrumpe al ver todo el desorden que hay en su aula, con una multitud de pupitres y sillas volcados. Alarmado por el estado en el que se encuentra la clase, Keigo se percata de que en medio del caos hay una figura de espaldas, con un aura de furia y malhumor, que hacen que tanto él como Mizuiro se asusten sólo de verla de perfil.

A continuación se asoma un profesor, que quiere saber qué ha ocurrido, y al ver a la persona que está en medio de todos los escombros -que no es otra que Tatsuki Arisawa- le pide explicaciones. Tatsuki se vuelve con cara de pocos amigos y aire amenazador, asustando también al propio profesor, que afortunadamente para él se ve interrumpido por Michiru Ogawa, quien le explica que había entrado un extraño por la ventana, y que Tatsuki había tratado de echarle. El adulto no se puede creer lo que le dice Michiru, ya que se encuentran en un tercer piso, mas al confirmarle la historia la aplicada y formal alumna Ryō Kunieda, no tiene más remedio que darla por válida, y marcharse diciendo que para la siguiente clase quiere qur todo esté en orden. Al quedarse solos los alumnos, tanto Michiru como Tatsuki le dan las gracias a Ryō, quien no deja de señalar que Ichigo no parecía ser el mismo. Esta idea es reforzada por Chizuru, que está vivamente indignada de que alguien haya osado ponerle la mano encima a su Orihime. Ésta, por su parte, ha adoptado un gesto serio y pensativo muy impropio en ella y, a la vez que mira por la ventana, les dice que aquella persona que había causado toda esa conmoción no era Ichigo Kurosaki, una afirmación que deja desconcertadas a Tatsuki y a Chizuru, y más aún a Keigo, Mizuiro y Chad, que no se han enterado de nada de lo que allí ha ocurrido.

Por su parte, Ichigo comienza a desesperarse porque han perdido el rastro de Kon, el alma que ha escapado con su cuerpo. Tratando de hacer caso a los comentarios de Rukia acerca de lo confuso que resulta oír a Ichigo expresarse en primer persona al aludir a Kon, Ichigo se horroriza al pensar el revuelo que "él" ha causado, al haber besado a Orihime y a Tatsuki. Rukia trata de quitarle importancia a aquel hecho, afirmando que en una novela que leyó el otro día decía que los jóvenes no tenían sentido de la moral y se besaban tanto como se saludaban, lo que no hace más que enfadar más a Ichigo y que éste le pregunte indignado qué tipo de libros lee la Shinigami. Recuperada la calma, Ichigo le pide a Rukia que le explique qué son las almas modificadas, ante lo cual ella adopta una actitud más seria y por medio de su particular estilo de dibujo, le cuenta a Ichigo que la Sociedad de Almas llevó a cabo el llamado Proyecto Spearhead, en el que se contemplaba la creación de estos seres. El propósito de todo aquello era que, debido a la diferencia numérica entre Shinigamis y Hollows, se propuso la idea de introducir almas especializadas en el combate en los cadáveres para ayudar a las fuerzas de la Sociedad de Almas. Estas almas con poderes especiales eran las almas modificadas o kaizō konpaku, y sin lugar a dudas quien ha ocupado el cuerpo de Ichigo es uno de esos entes espirituales, con una fuerza y una potencia especial en sus piernas, que le permite dar enormes saltos y correr a impensables velocidades. Rukia continúa su charla diciendo que, debido a los problemas éticos que se planteaban al tener que utilizar cadáveres, el Proyecto Spearhead fue cancelado, y todas las almas modificadas que habían sido creadas tuvieron que ser destruidas, aunque viendo lo visto parecía que al menos una se había salvado. Al saber todo eso, Ichigo comienza a sentirse mal por las connotaciones que ha tomado el asunto, ya que se da cuenta de que la Sociedad de Almas actuó por capricho creando y destruyendo las vidas de las almas modificadas a su antojo, y pregunta a Rukia si está de acuerdo con eso. Ésta le dice que su opinión no tiene ninguna importancia y que lo que deben hacer es seguir las órdenes de la Sociedad de Almas, ya que son las que garantizan la protección de los seres vivos y de los espíritus. Los dos vuelven a ponerse en marcha, pero Ichigo no deja de pensar en cómo debe sentirse el alma modificada que le ha robado su cuerpo. Ésta, por cierto, se encuentra en esos momentos dando impresionantes saltos por toda Karakura Town, dejando boquiabiertos a los transeúntes y más que contento que nunca por saberse el centro de atención. En uno de sus saltos, llega a ser visto por Yuzu, quien está en clase de Gimnasia y empieza a llamar a su hermano. Karin se acerca a ella para saber qué está haciendo, gritando a todo pulmón al muro de más de dos metros del colegio, ante lo que Yuzu le dice que ha visto a Ichigo saltar por encima. Karin se burla de ella, pero una vez más se vuelve a ver a Kon saltando por encima, dejándola petrificada durante unos instantes. No obstante, al ver que Yuzu va a llamar la atención de todo el mundo, reacciona lo suficientemente rápido para taparla la boca y obligarle a que guarde silencio, pues ningún ser humano pueden saltar tan alto, y está firmemente convencida de que aquella persona no es Ichigo. Pensando en lo que pudiese decir la gente sobre todo aquello, Karin se gira a ver si ha habido algún testigo más, y ve que su amiga Midori también lo ha visto, y ha reconocido al hermano mayor de Karin y de Yuzu. Karin agarra a su compañera de la camiseta y, con sus ademanes intimidatorios, le dice que ella no ha visto nada y que espera que a la propia Midori le hayan engañado sus ojos, algo que seguramente acaba aceptando la otra, totalmente aterrorizada por Karin. En uno de sus saltos alrededor del colegio de Karin y Yuzu, Kon se posa por encima de tres niños -llamados Hashigami, Ino y Kaneda- que están escondidos en un rincón, saltándose la clase de Gimnasia y jugando con sus videoconsolas. Uno de ellos, molesto por lo mal que se ha portado su personaje en un combate, decide borrarlo y crear otro mejor, a lo que es animado entre risas por sus amigos, lo que hace que Kon se ponga súbitamente serio, pues se siente fuertemente identificado con ese personaje, en su condición de alma modificada. Mas no sólo Ichigo y Rukia están buscando al alma modificada. En la Tienda de Urahara también se están preparando para salir al exterior, cuando una llorosa Ururu se acerca a Urahara y le pide perdón por todo el jaleo que ha causado, segura de que estará enfadado con ella. Al contrario, Urahara se muestra cariñoso con ella, abrazándola y diciéndole con jovialidad que no se debe preocupar, ya que son un equipo y entre todos se encargarán de solucionarlo. Al estar todo esto solucionado, Urahara se levanta y da la orden de marcharse a unos bien armados Tessai, Jinta y Ururu, con un objetivo bien claro: recuperar su mercancía.

Personajes por orden de aparición:


016. Wasted but Wanted

Portada capitulo 016.jpg

Portada

Al haber perdido de vista al alma modificada, Rukia está preguntando a un anciano vendedor de frutas y verduras si ha visto a un estudiante de pelo naranja dando enormes saltos. Entre calada y calada, le dice que no ha visto nada pero que si le comprase algo, quizás si recordase algo, lo que alegra bastante a la cándida Shinigami. Ichigo se lleva a rastras a Rukia afirmando que ese hombre siempre hace lo mismo y que lo mejor que pueden hacer es preguntar a otra persona, pero en ese preciso instante Rukia recibe una alerta de la Sociedad de Almas, que le avisa de que dentro de cinco minutos se producirá el ataque de un Hollow cerca de donde ellos se encuentran. No muy lejos de allí, en el Colegio al que acuden las hermanas pequeñas de Ichigo, Karin y Yuzu, la profesora de Gimnasia de los niños regaña a tres de sus alumnos, Hashigami, Ino y Kaneda, que se habían escapado de la clase para jugar en un rincón con sus videoconsolas. Los niños habian regresado muy asustados, diciéndoles a su profesora que un estudiante muy raro y de pelo naranja llegó de repente y les rompió sin más sus videoconsolas, mas ésta no les cree y les castiga con limpiar el patio. La descripción del supuesto agresor no pasa desapercibida a Karin y a Yuzu, y la primera de ellas le hace ver que Ichigo nunca haría eso, así que ese estudiante misterioso no podía ser su hermano, por mucho que se pareciese a él.

Kon corre por los tejados de la ciudad, maldiciendo que aquellos niños le hayan estropeado el día y le hayan quitado las ganas de divertirse cuando de repente se para en seco y se vuelve hacia atrás, al haber sentido la presencia de un Hollow muy cerca del colegio, y en su fuero interno se pregunta si acaso esos niños van a ser atacados. Éstos están obedeciendo a su maestra, barriendo el patio y quejándose de que no les haya creído, sin percatarse de que por encima de ellos un Hollow con aspecto de ciempiés está a punto de atacarles. En el momento en que aquel monstruo se lanza sobre ellos, Kon coge a los tres niños y de un prodigioso salto, logra ponerlos a salvo. Al reconocerle como el chico que poco antes les había roto sus videoconsolas sin mediar palabra, los tres amigos se asustan, mas Kon le insta a que salgan corriendo cuanto antes, si no quieren morir. Dubitativos, los niños no saben muy bien qué hacer, pero entonces el Hollow alarga una de sus patas y coge por sorpresa a Kon, haciéndole una aparatosa herida en el hombro izquierdo y, al ver cómo cae al suelo y comienza a salir sangre a borbotones, los tres salen despavoridos. Ichigo y Rukia ven de lejos al Hollow y se acercan a toda velocidad, pero cuando Ichigo distingue al alma modificada que le ha robado su cuerpo y la ve enfrentándose a aquella criatura, se lanza hacia él aún más rápido, haciendo caso omiso a Rukia. Gracias a ello, Ichigo llega en el momento oportuno para cortar una de las patas del Hollow y evitar que ésta hiriese su cuerpo.


Enfurecido y dejando de prestar atención al Hollow, Ichigo se encara con Kon, gritándole y echándole en cara que haya resultado herido su cuerpo peleando con una basura como es el enemigo que ha aparecido. Aunque inicialmente Kon no sabe qué decir, ante lo inesperado de la llegada de Ichigo, acaba recobrándose y le dice que si está luchando es porque él ha tardado demasiado en aparecer, pero su discusión es momentáneamente detenida por el Hollow que, rabioso y dolorido, se lanza hacia ellos dispuesto a devorarlos. Simultáneamente, Ichigo y Kon le gritan que cierre la boca de una vez y descargan sobre su máscara un mandoble de Zanpaku-tō y una patada, acabando con él. No obstante, al ver Kon que el cuerpo del Hollow se precipita hacia el suelo sin haberse desintegrado aún, corre hacia él y de una patada le dirige hacia arriba, permitiendo así que desaparezca en el cielo sin llegar a impactar sobre las baldosas. La acción de Kon casi le sale cara, ya que a punto está de caer de la azotea, pero Ichigo le sujeta en el momento oportuno, enfadado por la temeridad del alma modificada y diciéndole que los Hollows desaparecen si son heridos en la cabeza, así que no era necesario volver a golpearle. Kon le muestra que, si no hubiese hecho aquello, en su caída el Hollow hubiese matado a una hilera de hormigas que se encontraba allí y que él no piensa permitir que muera nadie. Kon le explica a Ichigo que el día después de nacer, en la Sociedad de Almas decidieron que debía morir tanto él como las demás almas modificadas pero que, por un azar del destino, logró subsistir encerrado en su píldora y viendo como, uno a uno, todos sus compañeros iban siendo exterminados. En esas circunstancias, aún dominado por el miedo, decidió que bajo ningún concepto la vida le puede ser retirada a nadie y que al menos desea tener el derecho a vivir y a morir con libertad, y lo mismo se puede decir respecto a los humanos, insectos o cualquier otro ser.

Las palabras de Kon conmueven a Ichigo, que se mantiene silencioso a su lado hasta que ambos son sorprendidos por Kisuke Urahara, que reconoce al alma modificada y le dice que, dado su lastimero estado, no será necesario emplear todo el equipo que habían traído consigo para capturarlo. Urahara levanta su bastón, que revela tener una calavera en él igual a la que luce Rukia en su guante, y con él impacta en la frente de Kon, separándole del cuerpo de Ichigo y revirtiéndole a su forma de píldora. Feliz por haber cumplido su misión en tan poco tiempo y de una manera tan rápida, Urahara se vuelve hacia Tessai, Jinta y Ururu y les dice que ya pueden regresar a casa. A su espalda, Ichigo le pregunta con alarma qué piensa hacer con el alma modificada, ante lo cual el tendero le responde que se "ocupará" de él, lo que implica que se dispondrá a aniquilarlo. Ichigo se sorprende entonces de que Urahara sea capaz de verlo y oírlo y le pregunta quién es, pero mientras que éste se pregunta cómo responder a esa cuestión, Rukia le coge la píldora de sus manos por sorpresa, y responde a Ichigo que es un comerciante bastante codicioso. Sin alterarse lo más mínimo, Rukia se niega a devolverle el alma modificada a Urahara pese a las palabras de éste y su disposición a devolverle el dinero, diciéndole que no es necesario, ya que está satisfecha con el producto que ha adquirido y no quiere cambiarlo por ningún otro. Urahara le advierte que haciendo eso, ellos ya dejarán de ser responsables y, si surgiese un problema, ellos mirarían hacia otro lado, algo a lo que accede Rukia, comentando que ya se está acostumbrando a los problemas. Volviéndose hacia Ichigo, Rukia le dice que ya pueden irse, y le da la píldora que contiene el alma modificada que tantos quebraderos de cabeza les ha dado en aquel día. Ichigo le da las gracias por haber defendido a Kon, ante lo cual Rukia le resta importancia, respondiéndole crípticamente que ya ha obtenido su recompensa.

De vuelta a casa, Ichigo y Rukia se encuentran con que las noticias hablan de que se ha avistado a un joven estudiante dando grandes saltos por Karakura, y se preguntan cómo hacer para revertir todo a su estado original, después del caos desatado por Kon en la ciudad y en las personas más próximas a Ichigo.

Personajes por orden de aparición:

Navegación

Volumenes
1. The Death and the Strawberry • 2. Goodbye Parakeet, Goodnite My Sista • 3. Memories In The Rain • 4. Quincy Archer Hates You • 5. Rightarm Of The Giant • 6. The Death Trilogy Overture • 7. The Broken Coda • 8. The Blade and Me • 9. Fourteen Days For Conspiracy • 10. Tattoo on the Sky
11. A Star and A Stray Dog • 12. Flower On The Precipice • 13. The Undead • 14. White Tower Rocks • 15. Beginning of the Death of Tomorrow • 16. Night of Wijnruit • 17. Rosa Rubicundior, Lilio Candidior • 18. The Deathberry Returns • 19. The Black Moon Rising • 20. End of Hypnosis
21. Be My Family Or Not • 22. Conquistadores • 23. ¡Mala Suerte! • 24. Immanent God Blues • 25. No Shaking Throne • 26. The Mascaron Drive • 27. Goodbye, Halcyon Days • 28. Baron's Lecture Full-Course • 29. The Slashing Opera • 30. There Is No Heart Without You
31. Don't Kill My Volupture • 32. Howling • 33. The Bad Joke • 34. King Of The Kill • 35. Higher Than The Moon • 36. Turn Back The Pendulum • 37. Beauty is so Solitary • 38. Fear For Fight • 39. El Verdugo • 40. The Lust
41. Heart • 42. Shock of the Queen • 43. Kingdom of Hollows • 44. Vice It • 45. The Burnout Inferno • 46. Back From Blind • 47. End Of The Chrysalis Age • 48. God Is Dead • 49. The Lost Agent • 50. The Six Fullbringers
51. Love me Bitterly Loth me Sweetly • 52. End of Bond • 53. The Deathberry Returns 2 • 54. Goodbye to Our Xcution • 55. The Blood Warfare • 56. March Of The Starcross • 57. Out Of Bloom • 58. The Fire • 59. The Battle • 60. Everything But The Rain
61. THE LAST 9DAYS • 62. HEART OF WOLF • 63. HEAR, FEAR, HERE • 64. DEATH IN VISION • 65. MARCHING OUT THE ZOMBIES • 66. SORRY I AM STRONG• 67. BLACK• 68. THE ORDINARY PEACE• 69. AGAINST THE JUDGEMENT• 70. FRIEND
Capitulos sin Compilar
643. BABY, HOLD YOUR HAND 6 (Waiting For Love)644. BABY, HOLD YOUR HAND 7 (Never Ending My Dream)645. Don't Chase a Shadow646. The Second Eye647. THE THEATRE SUICIDE648. THE THEATRE SUICIDE SCENE 2


The Death and the Strawberry Goodbye Parakeet, Goodnite My Sista Memories In The Rain

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar