FANDOM



Paradise is Nowhere (パラダイス イズ ノーホエア, Paradaisu Izu Nōhoea ?, lit. El Paraíso No Está en Ningún lugar) es el capítulo 26 del manga de Bleach.

Haciendo la limpieza, Yuzu Kurosaki se lleva una buena sorpresa al encontrar un león de peluche en el suelo, que no es otro que Kon. Ahora bien, ¿cómo ha llegado Kon hasta allí?. A lo largo del capítulo, el alma modificada nos narra su búsqueda constante de un nuevo hogar, cansado de aguantar los desprecios y la rudeza de Ichigo y de Rukia. Pero su aventura no va a ser un camino de rosas precisamente...

Portada

El protagonista absoluto tanto del capítulo como de la portada del mismo no es otro que Kon, que saca a relucir su trasfondo cómico en todo su esplendor en estas páginas, aportando un perfecto y necesario toque humorístico en la serie, que necesitaba un respiro después de la tensión y las emociones vividas en los capítulos anteriores. El contenido poco serio del capítulo ya se puede adivinar al ver en la portada un primer plano de Kon, que se muestra como un héroe mirando al horizonte y con una capa ondeando al viento en medio de un paraje yermo y desolado. Para acentuar más si cabe ese aura épica, detrás de Kon se perfila la silueta de un caballero andante, con una armadura ornamentada, una gran espada, ostentoso casco y una mirada trágica. El logotipo de la serie aparece por encima de la imagen, mientras que el título del capítulo se ve partido en dos, a ambos lados de la figura del paladín que pretende ser Kon.

Sinopsis

01-1-u

Yuzu encuentra a Kon

La acción comienza mostrando cómo Yuzu encuentra por casualidad a Kon mientras pasaba el aspirador por su casa. Convertido en el narrador de la historia, Kon se presenta diciendo que su nombre en realidad es un acrónimo de "King Of New-York", aunque luego retira lo dicho. Según él, convive con un estudiante de instituto "muy chulo, estúpido, violento, inútil y con cabeza de naranja" así como con una hermosa diosa de pelo negro que es una Shinigami perfecta. Pese a ello, Kon dice ser un lobo solitario, aunque su aspecto de león de peluche pueda llevar a equivocaciones. Y ahora tiene un problema muy serio: Yuzu le está cogiendo de una pata y se está preguntando de dónde ha podido salir un peluche tan sucio, dudando que sea de su hermana melliza, Karin. Pero... ¿qué ha hecho Kon para llegar a la posición en la que se encuentra ahora? Él mismo se propone contarlo, eso sí, desde su particular punto de vista, en las siguientes páginas.

Por la mañana de un domingo como aquél, para disgusto de Kon Ichigo se ha propuesto limpiarlo de una forma muy poco ortodoxa: sacudiéndole contra la pared exterior de la casa. Como es natural, Kon no deja de chillar y reñir a Ichigo por la paliza que está recibiendo, hasta que Rukia interrumpe al Shinigami sustituto con voz autoritaria, diciéndole que si quiere limpiar a Kon ella puede ayudarle con algo que ha conseguido. Creyendo que su querida nee-san ha salido en su defensa, Kon le da las gracias a Rukia con lágrimas en los ojos, pero se para a la mitad al ver que la Shinigami sostiene un cepillo más grande que ella misma, que empieza a frotar contra el desdichado Kon. Acallando los gritos de Kon, es ahora Ichigo el que le pide parar a Rukia, pues ha reconocido el cepillo como uno de los que hay en los baños del instituto. Rukia confirma con ignorancia sus sospechas, sin pensar siquiera que haya hecho algo malo llevándoselo, ante lo cual los dos comienzan a discutir sobre qué hacer a continuación, olvidándose de Kon. Éste, aún tirado en el suelo, maldice su suerte por recibir un trato tan desigual de las personas a las que considera sus compañeros, sus iguales, y decide tomar una drástica decisión: abandonar el hogar de los Kurosaki, buscar un lugar al que realmente pueda pertenecer y una persona que le trate con cariño.

Kon ha logrado escabullirse de la Clínica Kurosaki y pasea por las calles desiertas de Karakura pensando en voz alta qué hacer a continuación, ya que no tiene ni siquiera dinero para poder coger el tren. Sin embargo, algo llama poderosamente su atención: cerca de él se encuentra Orihime Inoue, vestida para jugar al béisbol y al parecer animando a su amiga Tatsuki Arisawa. Kon reconoce fácilmente los grandes pechos de Orihime y la convierte en su primer objetivo, deseoso de que le recoja, le cuida, le abrace y (sobre todo) le estreche contra sí misma. El pervertido peluche se lanza a todo correr en dirección a Orihime, fantaseando de tal manera que no se da cuenta de que un balón de fútbol se cruza en su trayectoria a una velocidad mortal. El balón ha sido lanzado por Tatsuki en dirección a Orihime, que le espera lista con un bate de béisbol, sin percatarse de que delante de su objetivo se encuentra el pobre Kon. Como resultado de un poderoso golpe, Kon y el balón salen volando a varios metros de distancia y acaban perdiéndose de vista, para alegría de Orihime. Tatsuki le comenta que su idea de "crear" un deporte mitad béisbol mitad fútbol presenta algunos inconvenientes para el defensor, y de paso le sugiere que ni se le ocurra preparar una lluvia de cerveza con la botella que ha sacado.
C026a

Kon huye de Chad y de Ryō

Frotándose el hocico dolorido, Kon se recupera de su aparatoso vuelo recordando que debía haber tenido en cuenta la inteligencia de Orihime, cuando de pronto ve paseando por la calle a tres de los compañeras de clase de Ichigo, de cuyo nombre no puede llegar a acordarse correctamente por no tener la talla de sujetador suficiente. Aun así, el león de peluche planea probar suerte con ellas, seguro de que al menos le recogerá en su regazo. Las tres chicas, que no son otras que Chizuru Honshō, Michiru Ogawa y Ryō Kunieda caminan ausentes sin saber la que se les avecina. Chizuru comenta sonriente que Michiru también es una buena opción para ella misma y la ofrece a irse a un hotel con ella, algo que no deja de avergonzar a la muchacha mientras Ryō se lamenta en silencio de que ella lo único que quería era pasear sola. Cuando las tres llegan hasta donde las espera Kon, Michiru se percata de su presencia con gesto ilusionado, pero Ryō pisotea de improviso la cara de Kon diciendo que sólo es un peluche asqueroso. Este gesto pilla totalmente desprevenido a Kon, que lanza un grito de dolor que sorprende enormemente a las tres chicas. Sin saber dónde meterse, Kon comprende que ha metido la pata y que ya es demasiado tarde para arreglar las cosas, por lo que emprende la huida con su proverbial velocidad. Decidida a llevárselo a la televisión, Chiziru se propone perseguir al fugitivo, pero es Ryō quien sale en pos de Kon, al desvelar que casualmente es la campeona del equipo de atletismo, con un récord de tan sólo 12 segundos en correr los 100 metros lisos. Al ver salir a Ryō disparada tras él, Kon empieza a lloriquear y acelerar el paso, maldiciendo a la gente tan extraña que rodea a Ichigo. Pero sus desgracias no acaban ahí: Kon se cruza con Yasutora Sado, quien siente una particular debilidad por las cosas monas, y también éste empieza a correr tras él.

C026b

Kon con sus "padres"

Sin saber muy bien cómo, Kon logra deshacerse de Ryō y Chad y regresa deprimido al hogar de los Kurosaki tan cansado que se lanzó sin fuerzas contra el suelo de la habitación de Ichigo... para acabar siendo encontrado por Yuzu y regresando al momento presente de la historia. La hermana pequeña de Ichigo le observa con curiosidad y finalmente decide darle un baño a Kon, tratándole con el cariño que él estaba deseando y que agradece aunque se lo haya dado una niña en vez de un bellezón de grandes pechos. Ya completamente limpio, Yuzu comienza a jugar con Kon y le viste con un "precioso" vestido de volantes y un gorrito a juego. Ilusionada con su nuevo peluche, Yuzu le presenta a sus nuevos "padres", dos peluches espantosos a los que llama Galletita y Melón. Como contrapartida, Kon recibe un nombre que considera tan feo como agresivo, Bostaff. Aterrorizando más si cabe a Kon, Yuzu decide ponerle una marca que permita identificarle como su peluche: con pegamento rápido le pega una flor de plástico en la punta de la oreja izquierda y poco le falta al peluche para chillar como un condenado. Ahora bien, en cuanto Yuzu se descuida, Kon huye a toda velocidad de su habitación y va hacia la de Ichigo, lanzándose hacia él con un río de lágrimas en los ojos y prometiéndole que nunca más se volverá a escapar. Ichigo no le había dado importancia a la ausencia del peluche y se sorprende con cierto malestar de verle con su estrafalaria apariencia. Acurrucado contra Ichigo, Kon sólo piensa en lo a gusto que se está en casa... hasta que entre Ichigo y Rukia se proponen quitarle la flor de la oreja, aunque tengan que romper su suave tela.

Personajes

Por orden de aparición:

Curiosidades

  • Aunque este capítulo se encuentra situado entre los arcos argumentales del 17 de Junio y del dedicado a Don Kanonji, en el anime fue insertado algo después, inmediatamente antes de que Rukia Kuchiki fuese detenida y enviada a la Sociedad de Almas.

Navegación

Capítulos del manga
Anterior Actual Siguiente

6/18 things like loneliness.

Paradise is Nowhere

Spirits Ain't Always WITH US

Capítulos del Quincy Archer Hates You Ver portada
Bleach Tomo04

"Quincy Archer Hates You"

026. Paradise is Nowhere027. Spirits Ain't Always WITH US028. Symptom of Synesthesia029. Stop that stupid!!030. Second Contact[it was outside the scope of our understanding]031. HEROES CAN SAVE YOU032. Hero is Always With Me?033. ROCKIN' FUTURE 7034. Quincy Archer Hates You

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.